Remco Evenepoel está en el centro de una investigación contra el dopaje en el ciclismo. El belga, que tiene fracturada la pelvis tras un gravísimo accidente en el Giro de Lombardía, ha visto cómo esa caída se ha convertido en objetivo de la UCI. El motivo, el objeto que le sacaron del bolsillo de su maillot.

Fue el director del Deceuninck-QuickStep, Davide Bramati, quien extrae algo con premura de dicho lugar antes de que lleguen las autoridades sanitarias y el operativo de rescate. Y es que el belga se cayó por un puente en la ronda italiana.

Eso es más que suficiente para levantar las sospechas de David Lappartient, presidente de la UCI... y Evenepoel se ha quedado hecho polvo sabiendo que está en el foco de una investigación antidopaje.

"Seré honesto, he llorado en los brazos de mi padre. Así de miserable me he sentido. Luché por mi vida en el momento del accidente, y el equipo hizo lo mejor para mí", dijo en redes sociales.

No son días buenos para Evenepoel, que ya explotó en redes por la comparativa con Eddy Merckx: "No soy como nadie y nadie es como yo, ¡dejen de buscarme comparaciones!"

Patrick Lefevere, máximo responsable del Deceuninck, ha estallado ya un par de veces por la investigación: "No sabía que había gente tan estúpida, incluido el presidente de la UCI. Se publica un vídeo ridículo que cortan de la forma más sugerente posible. Solo se ve eso, un bidón, pero atraé a la imaginación".

De momento, Evenepoel no volverá a subirse a la bicicleta en lo que resta de año por la caída en Lombardía. Se fracturó la pelvis y también sufrió una contusión en un pulmón.