Durante los años 90, la televisión intentaba concienciar de que el sida no era solo cosa del colectivo LGTBI, como fue el caso de la estrella de la NBA Magic Johnson.

Uno de los mejores jugadores de la historia anunció que tenía VIH y que dejaba el baloncesto. Algunos jugadores no querían compartir pista con él por miedo a contagiarse.

Tras esto, la paranoia se disparó y también lo hizo en España.

"Al sida se le llamaba en aquellos años la peste, o la lepra del siglo XX. Ha habido casos de personas a las que han echado de sus pueblos. Fue un momento muy difícil para las personas que se vieron afectadas", asegura Cristina Alonso, Educadora de la asociación BASIDA.

La situación fue tal que el Ayuntamiento de Madrid llegó a denegar la entrada a un polideportivo a una mujer y a su hijo por estar contagiados de VIH.

Por otro lado, laSexta Columna muestra el caso de Gloria Sousa, contagiada de VIH en un hospital en una transfusión en 1986. Puedes ver su testimonio en el vídeo que se incluye a continuación.