Las terribles imágenes de la masacre perpetrada por las tropas rusas en la ciudad ucraniana de Bucha han dado la vuelta al mundo. Esta semana, 'The Times' ponía rostro y nombre al verdugo que habría ordenado esta matanza: Azatbek Omurbekov.

Conocido ya como 'el carnicero de Bucha', el comandante ruso presuntamente responsable de las atrocidades cometidas en la localidad ucraniana es un teniente coronel condecorado por el Kremlin, un hombre de 40 años que pertenece a la etnia siberiana de los buriatos.

Perteneciente a la 64 Brigada Motorizada del ejército ruso, Omurbekov comandaría la unidad 5146 y partió hacia Ucrania con las bendiciones de la iglesia ortodoxa rusa.

La ciudad de Bucha, cercana a la capital, Kiev, estuvo ocupada por el ejército ruso durante casi un mes. Tras su liberación, salían a la luz las estremecedoras imágenes de centenares de cadáveres de civiles en sus calles, muchos de ellos maniatados y con signos de haber sido torturados. También se han denunciado violaciones cometidas por los soldados rusos en la ciudad, incluso a niñas menores de edad: