Después de meses pidiendo la eutanasia, Javier Serrano, enfermo de ELA, ha muerto y La Roca le ha podido acompañar en sus últimas horas.

Tras conocer su caso, Antonia San Juan ha defendido la importancia de que exista una ley de muerte digna para determinados casos: "Si yo estoy enferma terminal y no quiero ser una carga para mi familia, para mis amigos, ni para nadie, voy a buscar formas. Si me quiero ir, lo voy a buscar".

En este sentido, Antonia San Juan se ha sincerado y ha hablado de cómo murió su padre. "Falleció en el año 1987 revolcándose en una cama porque en esa época no había unidad de dolor. Antes de morir le iban a hacer una traqueotomía, entonces, ¿qué garantizaba eso?", ha contado. Puedes ver el momento en el vídeo de esta noticia.