Al menos 13 personas se han fugado del hotel COVID de Palma donde cumplen cuarentena los estudiantes contagiados por el macrobrote de Mallorca.

Así lo ha confirmado este miércoles Juan Pedro Yllanes, vicepresidente del Govern Balear, en Al Rojo Vivo, que además admite que estas personas están en paradero desconocido, por lo que se sigue trabajando en su búsqueda.

Ante esto, explica el dirigente, se ha avisado a las autoridades de las comunidades de donde proceden estos estudiantes. Concretamente, 12 son de Andalucía, mientras que el restante es de Madrid; por ello, indica Yllanes, se ha establecido comunicación con estos territorios para que "tomen medidas de control" y eviten una posible propagación de los contagios.

Asimismo, el mandatario balear también ha dado más información sobre los dos jóvenes (uno de ellos menor de edad) que anoche se marcharon acompañados de una mujer adulta. En este sentido, según Yllanes, el que era mayor de edad volvió al hotel COVID de forma voluntaria, mientras que la persona restante ahora ha sido localizada y seguirá en cuarentena bajo la tutela de la persona que los ayudó a salir.

Este último punto, precisamente, es el que más ha lamentado el mandatario balear: "Lo que queríamos evitar era que ocurriera esto, que contactos estrechos pudieran coger un medio de transporte público y trasladarse a otros territorios", indica.

No obstante, Yllanes procura evitar hablar del verbo "escapar", debido a que, según afirma, no se ha generado "una situación de encierro absoluto donde nadie pueda moverse". "Hay custodia privada y policial, pero ha existido la libertad de moverse, lo que no sabemos son los destinos", ha aseverado.