La situación de sequía en España pone el foco en el consumo doméstico de agua. Lo cierto es que en nuestro país se gasta menos agua ahora que hace 20 años. La cifra se sitúa en los 133 litros de agua por persona y día. Es decir, 32 litros menos que hace dos décadas, según los datos del INE.

Un cuarto de esta cifra (33 litros por persona y día) se nos va en un gesto que repetimos varias veces al día: el de tirar de la cadena. También en el baño se encuentra otra de las acciones que más gasto doméstico de agua supone. El momento de la ducha se cifra en 45 litros, en el caso de que duren 5 minutos. En términos generales, supone el 34% del consumo diario en nuestras casas.

Unos cuantos litros más se van en fregar. Fregando a mano y tomando como referencia la cifra de tres fregados al día, gastamos 52 litros por casa. Sin embargo, un lavado de lavavajillas consume 12 litros.

Además, cuando se trata del consumo de agua hay grandes diferencias entre comunidades. País Vasco es en la que menos se consume. Los cántabros, por su parte, son los más derrochadores: 170 litros por persona al día. En el caso de las grandes ciudades, Valencia va en cabeza con 143 litros por persona al día.