Aragón ha decidido que Zaragoza vuelva a la fase 2 durante una semana, desde este jueves, 8 de octubre. Se trata de una medida preventiva ante la posible celebración de reuniones sociales en la capital aragonesa durante los días festivos que rodean al 12 de octubre, Día del Pilar.

Según ha avanzado el Gobierno regional, la decisión se enmarca en el principio de prudencia, dado que los datos epidemiológicos de la ciudad reflejan una incidencia de entre 200 y 300 casos por 100.000 habitantes estable en las últimas semanas.

En esta fase 2, no obstante, se permitirá mantener el 75% de aforo en los espectáculos y actividades culturales que cuenten con butacas preasignadas.

Con esta orden, que se publicará en los próximos días en el Boletín Oficial de Aragón (BOA), se pretende preservar el sistema sanitario y prevenir un futuro confinamiento en semanas posteriores.

Por su parte, y ante el incremento de los casos de coronavirus notificados en las últimas semanas, la ciudad de Huesca pasará también a la fase 2 durante una semana, sin confinamiento perimetral, al alcanzar una tasa de 700 casos por 100.000 habitantes.

Asimismo, se decretará también, mediante una orden que se publicará este martes, el confinamiento perimetral de la localidad zaragozana de La Almunia de Doña Godina y su paso a fase 2, ya que el municipio ha alcanzado tasas de 1.000 casos por 100.000 habitantes.

Por otro lado, y ante el descenso de los casos, el martes se emitirá una orden para retirar el confinamiento perimetral de Ejea de los Caballeros (Zaragoza), que se mantendrá en fase 2.