Vox confía en sumar a última hora más votos en la moción de censura contra el Gobierno que solo los de sus 52 diputados. Pero lo cierto es que a día de hoy ningún otro partido se ha mostrado a favor de dar su apoyo. Y eso que PP y Ciudadanos están en algunos gobiernos -como Madrid y Andalucía- gracias al apoyo del partido de extrema derecha.

Por un lado, el Partido Popular ha asegurado que es un tema "que no me importa nada", en palabras de Pablo Casado este lunes. El PP debe decidir si se abstiene o vota en contra. El líder del PP que no ha desvelado el sentido de su voto aunque ha señalado que la posición del partido "está marcada desde el mismo día que se anunció" la moción.

"No voy a gastar ni un solo minuto en hablar de una maniobra parlamentaria que le importará a quien lo propone y probablemente menos a quien la recibe, en este caso al señor Sánchez y el señor Abascal", ha agregado Casado, que ha aseverado que "el PP no va a perder el tiempo en este tipo de cuestiones menores". "Los que no gobiernan en ningún lado tienen que recurrir a ese tipo de estrategias que están condenadas al fracaso", ha concluido, en la rueda de prensa posterior a la reunión del comité de dirección.

El bloque del 'no'

Ciudadanos ya dijo desde el principio que votarían que no y entienden que el movimiento de Vox es "legítimo, pero partidista". Y que solo piensa en el interés de su partido. En cuanto al sentido del voto que pueda tener el Parido Popular, "sobre las decisiones de otro partido no me pronuncio", ha dicho este lunes el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Edmundo Bal.

Para Esquerra Republicana (ERC), esta moción "forma parte de la estrategia de la extrema derecha, de traficar con el virus. Es una muy mala noticia y el debate va a ser muy salvaje”. Pero si algo tiene claro el dirigente catalán es que esa moción va dirigida más contra Pablo Casado que contra el jefe del Ejecutivo, Pedro sánchez, ya que su objetivo es fagocitar al PP", ha dicho recientemente en una entrevista Gabriel Rufián.

Íñigo Errejón, de Más País, tras asegurar que la moción no prosperará, ha advertido: "El éxito del Gobierno no dependerá de que la moción fracase, sino de que los españoles dejen de tener miedo". Y es que, en su opinión, el Ejecutivo de Sánchez se empeña en "maltratar" a los socios que facilitaron su investidura y que son los que pueden dar seguridad a la legislatura.

Compromís, por su parte, ha confirmado que su su voto en la moción será "un 'no' como una catedral".

Así de entrada, la iniciativa de Abascal está condenada al fracaso solo con los votos de las formaciones del Gobierno (PSOE y Podemos) y de las fuerzas que posibilitaron la investidura, desde ERC al PNV.

Para que prospere la moción es necesaria una mayoría de 176 diputados

Aunque según el portavoz de Vox Espinosa de los Monteros, "hay una corriente, cada vez más extendida, que está ya muy cansada de este Gobierno y muy asustada de lo que nos viene por delante" y, en una entrevista este lunes en TVE, ha añadido: "Se puede esperar cualquier cosa. Si yo estuviera en un partido y me dijeran que tengo que votar algo muy distinto de lo que creo, me costaría mucho hacerlo.