Primera reacción desde el PP a la propuesta de Rivera y remiten a Pedro Sánchez. Aseguran que es el líder del PSOE el que tiene que contestar al presidente de Ciudadanos ya que hasta ahora, afirman, "ha rechazado todas estas propuestas del PP".

No obstante, añaden que Pablo Casado está dispuesto, "como siempre ha hecho", a reunirse tanto con Albert Rivera como con Pedro Sánchez. El líder de Cs ha asegurado que este lunes por la tarde se va a reunir con el líder del PP en el Congreso.

En el PP recuerdan que pasado mes de mayo Casado acudió a la Moncloa nada más celebrarse las elecciones generales y ofreció a Pedro Sánchez un acuerdo en política fiscal y presupuestaria y consensuar una actuación conjunta en Cataluña.

En el PP aseguran que ofrecieron a Sánchez acuerdos sobre Navarra y Cataluña y que los rechazó.

En su segunda reunión con Pedro Sánchez, tras las elecciones municipales y autonómicas, explican que Pablo Casado añadió a su ofrecimiento de acuerdo un pacto para que los constitucionalistas gobernaran en Navarra "incluso aceptando el voto afirmativo de los parlamentarios de Navarra Suma a su investidura".

Navarra y Cataluña, sobre la mesa

"En los acuerdos de gobierno de ayuntamientos y comunidades autónomas, Pedro Sánchez ya decidió por la vía de los hechos. En Navarra, pactando con Bildu; en varias instituciones de Cataluña, pactando con los independentistas; en ayuntamientos y comunidades autónomas, pactando con Unidas Podemos", sostienen en el PP.

Afirma que en la sesión de investidura Pedro Sánchez "dio un portazo a todos estos ofrecimientos, dejando claro su deseo de formar un gobierno progresista de izquierdas para derogar las medidas del gobierno del PP, presentar de nuevo los presupuestos pactados con Unidas Podemos y apelar al diálogo con las formaciones independentistas".

El Partido Popular asegura que en el último pleno del Congreso de los Diputados, Pedro Sánchez volvió a rechazar la mano tendida de Pablo Casado para llegar a pactos de Estado. "Además de los tres acuerdos citados y los cinco planteados por Sánchez en agosto de 2018 (infraestructuras, defensa, justicia, violencia de género y pensiones), otros relativos a educación, ley electoral, agua y despoblación", apuntan.

Nuevas elecciones

Antes, en un acto en Madrid, el presidente del PP ha dado ya por prácticamente segura la convocatoria de nuevas elecciones y ha advertido de que la coalición con el PSOE es imposible "cuantitativa" y "cualitativamente": "Él decidió dar el portazo, pero por nosotros no quedó (...). Estuvimos a la altura de las circunstancias", ha afirmado Casado en un desayuno informativo, en el que se ha hablado continuamente en pasado dando por zanjada la investidura de Sánchez.

Casado ha recalcado que el presidente del Gobierno en funciones "jamás ha querido el apoyo del PP" como, en su opinión, ha quedado demostrado.

El PP ha ofrecido "todas las facilidades para que este bloqueo se pueda solucionar", ha asegurado Casado, que ha reiterado que la abstención de su partido era insuficiente para investir a Sánchez y que había otras sumas posibles para ello. En cualquier caso, ha subrayado que "cuando se toca una puerta no hay que aporrearla o verter un cubo de basura encima" y que Sánchez no ha llegado ni a ofrecerles la gran coalición que le ofreció el PP en 2015.

Casado asegura que ya ofreció a Sánchez once pactos de Estado: "Jamás le ha interesado un acuerdo con el PP".

"El problema es que jamás le ha interesado ningún tipo de acuerdo con el PP", ha insistido y ha añadido que, en contraste con lo ocurrido entonces, él se ha sentado cuatro veces con el presidente del Gobierno en funciones. En total, ha dicho, seis horas de reuniones en las que ofreció a Sánchez once pactos de Estado, además de acordar los presupuestos generales, a los que no ha recibido ninguna respuesta.

"Esa soberbia de pedir la abstención por nuestro bien, al final ha tenido un recorrido negativo para Pedro Sánchez", porque "todo el mundo ha visto que ha jugado con los españoles y que quería seguir de presidente en funciones con un presupuesto a su servicio para financiar la precampaña electoral, sea desde un helicóptero o desde la tribuna del Consejo de Ministros", ha afirmado.

Antes de presentar en el desayuno al presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha recordado que este martes se conocerá si finalmente habrá otra sesión de investidura o si las mesas de negociación convertidas en un "ring" entre el PSOE y Podemos han dado paso a un entendimiento o si, como Sánchez quería desde el principio, habrá unas elecciones que "son exclusivamente de su responsabilidad".

Ha eludido así cualquier responsabilidad en la convocatoria de elecciones por parte del PP, que a diferencia de los socialistas ha mantenido una posición "responsable", "generosa" y "siempre dispuesta al diálogo".