El líder del Partido Popular, Pablo Casado, acusa a Pedro Sánchez de "no haber intentado ninguna de las cuatro opciones que tenía para formar Gobierno" y mantiene su negativa a facilitar la investidura del socialista con una "abstención técnica".

En la rueda de prensa posterior a su reunión con el rey, reconoce que "llega con una sensación agridulce, pero con la satisfacción de haber hecho lo que sus votantes esperaban del PP". "He estado abierto al diálogo, me he reunido con quien me lo ha pedido para desbloquear la situación. Tengo la sensación de que hemos llegado a un punto que es el que Pedro Sánchez deseaba desde el 28 de abril", ha añadido, defendiendo que su postura ha sido "coherente".

Además, el líder popular ha explicado el mensaje que ha trasladado al rey, que es el de que "Sánchez y el PSOE no merecen" la confianza del PP. "No podemos aceptar que un candidato pida todo a cambio de nada. Tenemos la sospecha de que Sánchez no quería formar Gobierno, quería elecciones", asegura Casado, que apunta al líder del PSOE como el único responsable si hay nuevas elecciones.

Casado, al igual que Pablo Iglesias y Albert Rivera, ha mantenido también en el día de hoy una conversación con Pedro Sánchez. El presidente del Gobierno en funciones le ha llamado para conocer la decisión final del Partido Popular ante una posible investidura y para pedir su "abstención técnica" si esta se llegase a celebrar.

Según fuentes del Gobierno, Casado ha rechazado la investidura.

Reunión privada con Albert Rivera

Antes de su reunión con el rey, el pasado lunes Casado mantuvo una reunión privada con Rivera, después de que este le propusiese a abstención de ambas formaciones para permitir la investidura de Sánchez bajo tres condiciones.

Tras el encuentro, el líder popular evitó concretar una abstención conjunta con el partido 'naranja', y aseguró que la "pelota continúa en el tejado de Pedro Sánchez".