El líder de Podemos ha comunicado a Pedro Sánchez que su partido se abstendrá si el PSOE no acepta un gobierno de coalición. El presidente en funciones ha hablado esta mañana con Pablo Iglesias para conocer cuál es su postura definitiva, antes de que concluya la ronda del rey con los partidos políticos, y también ha llamado a Pablo Casado y lo hará con Albert Rivera a lo largo de la mañana.

Podemos se mantiene en la abstención

Según Ferraz, Iglesias le ha transmitido que mantendrían la abstención salvo que el PSOE aceptara un gobierno de coalición. Y que en caso de un eventual acuerdo entre PSOE y Cs, Iglesias valoraría el contenido de dicho acuerdo para decidir su voto final. El presidente en funciones ha transmitido a Iglesias que le informará regularmente de los asuntos de Estado.

En caso de acuerdo de PSOE y Cs, Unidas Podemos valorará su contenido para decidir su voto final.

"El compromiso del Presidente en funciones Pedro Sánchez es abrir una legislatura sin necesidad de ir a elecciones y disponer de un Gobierno estable que es lo que necesita España", dicen desde el PSOE para explicar esta ronda de llamadas.

Últimos contactos antes de la audiencia de Sánchez con el rey, tras la cual Felipe VI tendrá que decidir si encarga a Sánchez la formación de Gobierno o si, por el contrario, se disuelven las Cortes y vamos a nuevas elecciones.

Llamada a Casado y Rivera

El presidente del Gobierno ha llamado a Pablo Casado y éste, según fuentes del Gobierno, le ha trasladado su rechazo a la investidura, por lo tanto, "rechaza apoyar un Gobierno estable en España y evitar con ello una repetición electoral".

Sánchez le ha expresado "su voluntad de constituir un Gobierno progresista cuya estabilidad no dependa de las fuerzas independentistas. A tal fin, sería necesaria la abstención técnica del PP". Ha explicado que con el calendario catalán (Sentencia del TS sobre el 'pròces') y europeo (Brexit) "es importante tener un Gobierno estable con plenas capacidades. Capacidades que se ven mermadas si el Ejecutivo está en funciones".

Albert Rivera, por su parte, ha pedido por carta una reunión urgente con Pedro Sánchez para abordar la propuesta de este lunes en la que Ciudadanos se planteaba la abstención, junto al PP, a cambio de compromisos en Navarra, Cataluña y política económica.

El primero de los compromisos negociar un nuevo gobierno "constitucionalista" en Navara; el segundo es no indultar a los presos del 'procés' si son condenados y a formar una mesa para hablar de la aplicación del 155 en Cataluña; y el tercero es una nueva política económica, sin subidas de impuestos para familias y autónomos.

Fuentes de Ciudadanos insisten en que si Sánchez acepta sus tres condiciones, no vale solo la abstención de Ciudadanos, "tiene que participar también el PP".