El PP ha evitado pronunciarse sobre la propuesta del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, de plantear una abstención conjunta en la investidura de Pedro Sánchez, aunque, señalan fuentes populares, coincide en las reclamaciones de la formación naranja sobre política territorial, modelo constitucional y economía.

Tras una reunión privada de más de dos horas en el Congreso entre Rivera y Pablo Casado, celebrada a petición del líder 'naranja', desde el PP han insistido en que "la pelota continúa en el tejado de Pedro Sánchez", en un comunicado en el que no aclara si aceptaría una abstención técnica con Cs.

Por su parte, a la salida de la reunión, Rivera ha señalado que ha ido "todo muy bien". La formación naranja, en otro comunicado, asimismo ha valorado "muy positivamente" la reunión con Casado, aunque tampoco ha concretado si cuenta con su apoyo para esta iniciativa, presentada apenas un día antes de que el rey finalice la ronda de consultas previa a una hipotética investidura.

Ciudadanos también ha subrayado que Sánchez es quien "tiene que mover ficha" y dar una respuesta a las tres condiciones que ha puesto 'in extremis' para desbloquear la investidura y evitar la repetición de las elecciones: romper el pacto de gobierno con los nacionalistas en Navarra, planificar la aplicación del 155 en Cataluña y no subir los impuestos a las clases medias y trabajadoras.

Casado y Rivera se reúnen con Felipe VI en la última jornada de la ronda de consultas en la que el monarca deberá decidir si propone o no un candidato a la investidura.

Por su parte, Pedro Sánchez ha manifestado este lunes, con respecto a las tres condiciones planteadas por Rivera, que "no hay ningún obstáculo real para que PP y Ciudadanos se abstengan", como puedes ver aquí: