El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, se ha unido a las críticas y ha sido especialmente duro con la creación del Instituto del Español ideado por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso y que dirigirá Toni Cantó.

En un mensaje en Twitter, el alcalde ha comparado el sueldo y las labores de un alcalde con las que va a desempeñar el exdirigente de Ciudadanos en su nuevo puesto.

"Para aquellos a los que les parece mucho que un alcalde cobre 86,000 € al año, con una ciudad a su cargo, 3,200 trabajadores y 360 millones de presupuesto, y no tener ni domingos ni fiestas de guardar, que piense que Cantó Toni va a cobrar 75.000 € por rascarse los huevos a 2 manos", ha espetado.

Un comentario que ya ha acumulado más de 3.500 'me gusta' y 1.200 retuits en la red social, y que ha matizado con otro duro mensaje: "Ah. Y esto que suena fuerte es español de Valladolid. Del más puro y duro Castellano. Del que se entiende clarito. A ver si lo protege desde el chiringuito que le han creado".

 

Al ser preguntado posteriormente por estas declaraciones, Puente se ha reafirmado en que Cantó "es un mierda que va a vivir a costa de los españoles, cobrando un sueldo de 75.000 euros al año por no hacer nada". En este sentido, ha recalcado que "no es ningún calentón", por lo que no se "corta" y reitera el descalificativo, pero la segunda afirmación descriptiva prefiere no repetirla.

"Efectivamente, es un mierda, no me corto ni medio pelo a la hora de decirlo. Y es un mierda que va a vivir a costa de los españoles y a cobrar 75.000 euros al año por no hacer nada", ha apostillado.

No es el único miembro de la oposición que ha aquejado el nombramiento de Cantó. Una de las más duras ha sido la líder de Más Madrid Mónica García, que en su cuenta de Twitter aseveró que Madrid "es la quinta comunidad que menos invierte en cultura por habitante".

Tras no haber podido concurrir en las listas del Partido Popular por no haberse empadronado a tiempo, y que Ayuso no hubiera contado con él para su Consejo de Gobierno, la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha la Oficina del Español, un organismo de nueva creación con el que Toni Cantó ya ha encontrado acomodo dentro de la Comunidad de Madrid.

El objetivo de este nuevo centro es promover el castellano y convertir a Madrid en "la capital del español en Europa". "Lograrlo tendría grandes beneficios no sólo en el ámbito cultural y académico, también en el turístico, económico y empresarial", subrayaban desde el Gobierno autonómico.