Murcia, Cantabria y Aragón se suman a Navarra, La Rioja, Asturias y Andalucía al implantar la obligatoriedad del uso de mascarilla en todo momento.

El Consejo de Gobierno murciano ha aprobado la obligatoriedad de la mascarilla en la Región, que entra en vigor a partir de este mismo lunes 13 de julio. En Aragón, esta medida también entra en vigor a partir de este lunes.

El Ejecutivo asturiano lleva días trabajando en la norma jurídica que se aprobará este martes o miércoles en un Consejo de Gobierno extraordinario, según ha avanzado vía Twitter el presidente, Adrián Barbón, que señala que ante la "relajación" que se aprecia entre la ciudadanía es necesario "dar un paso más".

En Cantabria el Gobierno también se encuentra trabajando en la una orden para el uso obligatorio de la mascarilla, aunque aun se desconoce la fecha en la que se publicará. Según apuntan desde el Ejecutivo de Revilla, pretenden hacerlo de forma inmediata.

Andalucía, por su parte, implantará esa medida a lo largo de esta semana, según adelantó el presidente de la Junta, Juanma Moreno. La decisión se someterá al criterio del comité técnico, que tendrá la última palabra sobre esta medida.

"Tenemos menos personas en nuestros hospitales. Afortunadamente no estamos en una situación crítica, pero más vale prevenir que curar", comentaba Moreno en su comparecencia de este sábado desde Ceuta. La medida podría entrar en vigor "de forma inmediata, el martes o a las 48 horas de su aprobación".

La Rioja implantará esta medida de manera inmediata una vez sea aprobada en el próximo Consejo de Gobierno, que se celebrará a principios de esta misma semana, y se publique en el Boletín Oficial de La Rioja en los próximos días.

Además, el Gobierno de Navarra "regulará" esta semana el uso obligatorio de mascarilla para atajar los brotes y prevenir los contagios de COVID-19. La Comunidad Foral ha registrado 34 casos positivos en las últimas horas, en las que se ha estabilizado el brote originado en una boda en Tudela, pero ha aumentado el de Pamplona relacionado con las celebraciones de San Fermín.

En Extremadura, obligatoria desde este sábado

El uso de la mascarilla es de uso obligatorio en Extremadura desde el pasado sábado, 11 de julio, para personas mayores de 6 años, "con independencia de si se mantiene la distancia de seguridad, que es de 1,5 metros".

En concreto, a partir de este sábado la mascarilla será de uso obligatorio para mayores de 6 años en todo momento en la calle, en los espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público, independientemente de que se pueda mantener la distancia de seguridad o no.

Baleares también impondrá el uso obligatorio de la mascarilla en la calle (siempre y pese a la distancia de seguridad) a partir de este fin de semana, como confirmó este jueves la consejera de Salud balear en una entrevista a la Cadena SER. Las sanciones por el incumplimiento de la medida no superarán los 100 euros.

El Govern balear también baraja limitar el número de personas que se pueden reunir, como otras de las medidas de prevención para frenar los contagios de Covid-19. La excepción a esta medida sería la realización de deporte al aire libre o en playas y piscinas.

Cataluña, con mascarilla obligatoria desde el jueves

Baleares y Extremadura se unen así a Cataluña, donde desde este jueves ya es obligatorio el uso de la mascarilla en toda la comunidad, se mantenga la distancia de seguridad o no. En esta comunidad la norma es aplicable a todas las personas de seis años en adelante. "Están obligadas al uso de mascarilla en la vía pública, en los espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, con independencia del mantenimiento de la distancia física interpersonal de seguridad", recoge la resolución.

El objetivo, tras los últimos rebrotes en Lleida, es "la contención del brote epidémico de la pandemia de Covid-19". Así, los ciudadanos que incumplan la norma se enfrentan a multas de hasta 100 euros.

No obstante, según figura en el decreto, se mantienen las exenciones, por razones personales y de la naturaleza de la actividad. Es decir, no será exigible para las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por la utilización de la mascarilla o que, por su situación de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitarse la mascarilla o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización.

Tampoco será exigible en el caso de ejercicio físico deportivo al aire libre ni en los supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad o cuando por la propia naturaleza de las actividades el uso de la mascarilla resulte incompatible. Xavier Llebaria, de la Agencia de Salud Pública, ya señaló ayer que "el criterio a seguir es el sentido común" y apuntó que tampoco es necesaria para bañarse o tomar el sol en playas y piscinas.

Se establece además que corresponde "a los ayuntamientos y a la Administración de la Generalitat de Cataluña, en el ámbito de sus respectivas competencias, las funciones de vigilancia, inspección y control de las medidas establecidas en esta resolución sobre el uso de la mascarilla".

Ayuso no descarta el uso obligatorio de la mascarilla en Madrid

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid se muestra partidaria de implantar la obligatoriedad del uso de la mascarilla en caso de que fuera necesario. Así, y preguntada por la medida implantada en Cataluña, Ayuso ha dicho que, en caso de una cuestión de necesidad, así se hará en la región y que podrán las medidas que hagan falta para contener rebrotes, recordando que la Comunidad fue la primera en pautar su uso obligatorio en el transporte público. "Aunque le extrañe a Simón va a haber rebrotes y tiene que haberlos, sean pequeños o grandes. Es inevitable y lo he dicho siempre, que esto se iba a quedar con nosotros uno o dos años y lo importante es cómo reaccionemos", ha apuntado la dirigente regional ante los medios.

Ordizia también implanta la mascarilla obligatoria siempre

En el País Vasco, el uso de la mascarilla es obligatorio solo en Ordizia, tras detectarse un rebrote en una zona de bares y que alcanza ya los 58 positivos. Los habitantes de la localidad guipuzkoana tienen que llevar la mascarilla en todos los espacios públicos, tanto en interior como en exterior y a pesar de la distancia social de seguridad. Así se recoge en la nueva orden del Departamento de Salud vasco firmada por la consejera Miren Nekane.

Según la consejería, el paciente cero sería un vecino de Donostia que días antes había viajado a Lleida y que a su regreso se reunió con su familia en uno de los locales ahora cerrados por ese brote de coronavirus.