El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, reconoce la necesidad de acordar medidas de manera "urgente" para controlar la curva de contagios en la región y "contener la pandemia" de coronavirus.

Así, ha pedido a Pedro Sánchez y a Isabel Díaz Ayuso que se reúnan "lo antes posible" y no esperen a hacerlo la próxima semana, como así se desprendió de las cartas que se enviaron. "La reunión no puede esperar a la semana que viene. Estamos a tiempo de salvar muchas vidas y puestos de trabajo", ha señalado en redes sociales.

Ya este jueves el vicepresidente madrileño pidió que se aunaran fuerzas para luchar contra la pandemia porque "debemos ser capaces de aparcar nuestras diferencias y hoy más que nunca es necesaria una tregua política".

Estas declaraciones llegan tan solo horas después de que el presidente del Gobierno y su homóloga en la Comunidad de Madrid intercambiaran misivas para acordar una reunión en relación a la situación sanitaria de la región.

 

Este jueves el presidente del Gobierno envió una carta a Isabel Díaz Ayuso para pedirle una reunión con el objetivo de "reforzar los mecanismo de cogobernanza" y cooperar en el control de la pandemia en Madrid.

"Desearía tener oportunidad de estudiar conjuntamente el modo de reforzar esos esfuerzos y medios que pueda aportar el Gobierno de la nación con el fin de superar cuanto antes los momentos críticos que atraviesa la región en beneficio de sus ciudadanos", señaló el líder del Ejecutivo en la carta.

Pedro Sánchez apuntó, además, que acudiría "encantado" y "en cuanto sea posible" a la sede del Gobierno regional para "abordar in situ estos asuntos". "Nuestros equipos pueden comenzar a trabajar en una reunión en cuanto sea posible", añadió.

El PP celebra esta reunión entre Sánchez y Ayuso, pero cree que el presidente del Gobierno llega tarde

Ayuso respondió con otra misiva en la que celebraba la proposición de la reunión para "sortear las dificultades que está provocando el virus y la situación en la que está dejando a tantos ciudadanos". En la misma carta reconoció, además, que son "necesarias estrategias nacionales porque ser la capital y el centro de la península requiere de una coordinación específica".

Desde Génova también han celebrado la decisión del líder del Ejecutivo y señalan que el Gobierno tiene "la responsabilidad de coordinar, dirigir y apoyar a las comunidades autónomas ante una pandemia". "Es una muy buena noticia que Sánchez, por fin, acepte reunirse con Ayuso después de habérselo solicitado hasta en seis ocasiones", apuntan.

Por su parte, el secretario general de los 'populares', Teodoro García Egea, considera que "Sánchez llega meses tarde para prestar apoyo a Madrid". "Una pandemia no entiende de fronteras administrativas ni de vacaciones", destaca en redes sociales.

 

La oposición en Madrid critica la gestión de la pandemia

La diputada de Más Madrid Mónica García se ha mostrado crítica con la gestión que el Gobierno regional ha hecho de la pandemia, dirigiéndose a Ignacio Aguado para decirle que forma parte de un "gobierno fallido".

Lo ha hecho a través de redes sociales, donde también ha acusado al Ejecutivo de Díaz Ayuso de mentir porque "en el Debate sobre el Estado de la Región" contaron que "todo estaba bien" y no hablaron "del estado de la Sanidad en Madrid" pero hoy piden "medidas urgentes".

Adriana Lastra acusa a Ayuso de cerrar los centros de salud madrileños y de no contratar rastreadores

Por su parte, Íñigo Errejón ha apuntado en una entrevista en 'TVE' que la situación de Madrid "está descontrolada y es un desastre" y ha pedido al Gobierno de Pedro Sánchez que "no se lave las manos" y se reúna cuanto antes con Ayuso.

Más crítica se ha mostrado Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE, que ha acusado a la presidenta madrileña de cerrar los centros de salud y no contratar rastreadores, a pesar del dinero transferido desde el Ejecutivo.

"El Gobierno Central transfirió 3400 millones a Madrid para luchar contra la pandemia. La respuesta de Ayuso fue: cierre de centros de salud, sin rastreos porque apenas contrató rastreadores, y las PCR que tardan hasta semanas en hacerse", ha destacado.