Lluvia de golpes contra él y su bicicleta por parte de la Policía. Es la agresión policial que denuncia el actor John Cusack durante las protestas de Chicago por la muerte de George Floyd.

Cusack salió a la calle la noche del domingo y tomó imágenes de las protestas y disturbios en la ciudad. Según explica a través de Twitter, en un momento determinado "a los policías no les gustó que filmara un vehículo en llamas, así que me atacaron con porras. Golpeando mi bicicleta".

 

En uno de los vídeos compartidos se aprecían los zarandeos de la Policía y se oye a los agentes gritarle al actor que se marche del lugar. "Estos fueron algunos de los agentes de paz que afinaron suavemente mi bicicleta con sus porras", añade el actor en otro tuit.

 

Para Cusack, muy activo en redes sociales estos días, estas protestas pueden ser el comienzo del fin "de la era repugnante de Trump". Apunta que "se siente un torrente de indignación" en todo el páis y explica que la intención de los manifestantes era llegar a la Torre Trump para lograr un imagen icónica.

Oleada de disturbios en EEUU

La muerte de George Floyd a manos de la Policía ha originado una oleada de protestas y graves disturbios en EEUU. En Nueva York, la violencia policial del pasado sábado tuvo respuesta en sólo 24 horas, con saqueos en las tiendas de moda del Soho y en múltiples establecimientos en la noche del domingo.

Mientras en Washington, por tercer día consecutivo, los manifestantes se concentaron frente a la Casa Blanca y en otros puntos de la ciudad, ignorando el toque de queda decretado en la capital. Así, y haciendo frente a la Guardia Nacional, los manifestantes encendieron hogueras en las zonas adyacentes a la Casa Blanca, incendiaron algunos comercios y atacaron con piedras y otros objetos las fachadas de varios establecimientos.

Las protestas en Atlanta también acabaron en un nuevo episodio de violencia policial por el que han sido despedidos dos agentes. Dos estudiantes negros fueron arrestados después de que la Policía interceptara su vehículo. En el vídeo de la detención se muestra cómo los agentes destrozan la ventana del conductor, abren a la fuerza su puerta y disparan a la pareja con pistolas eléctricas.