Novak Djokovic está de nuevo sin visado en Australia. El ministro de Inmigración del país, a la vista de los acontecimientos recientes, ha vuelto a retirar dicho documento al tenista y otra vez está sin opción de disputar el que será primer Grand Slam de la temporada.

No es algo que haya cogido por sorpresa a 'Nole', que ya sabía de esta opción más aún cuando supo de la opinión de los australianos sobre su caso.

Sus abogados ya estaban preparados para esto, y ahora le quedan cada vez menos días para arreglar su situación. El Open de Australia comienza el lunes 17 y tan solo queda un fin de semana de por medio.

Así pues, Djokovic solicitará un juicio rápido para que su caso sea estudiado como muy tarde el domingo, pero las opciones de que pueda jugar el torneo son cada vez menos.

Los abogados del serbio argumentarán que la decisión de Alex Hawke, ministro de inmigración del país, es contraria a las leyes y procedimientos australianos. Además, se agarrarán a los argumentos del juez Kelly, quien dijo que Djokovic podía permanecer en el país.

En caso de un fallo a favor, Djokovic podrá jugar el Open de Australia con una afición oceánica que no le quiere allí.

Si no fuera así, Djokovic iría a un centro de detención. Desde allí se montaría en un avión para abandonar Australia.

A escasos días del comienzo del primer Grand Slam de la temporada, el caso Djokovic está centrando todos los focos. No en vano, es el número 1 del mundo.

Te puede interesar

El Abierto de Australia incluye en el sorteo a Djokovic, que se cruzaría en semifinales con Nadal

Djokovic prohibió "preguntas por la vacuna" en una entrevista siendo positivo en Covid