Posiblemente, a Simone Biles no le hacía falta volver a romper los límites establecidos para ganar. Posiblemente, habría vencido otra vez sin hacer un triple doble, un salto jamás visto hasta ahora en la gimnasia.

Pero sin estos saltos, sin estas benditas locuras, Biles no sería la atleta que está devorando los libros de historia. A sus 22 años, consiguió su sexto 'all-around', algo que no se veía desde hace casi 70 años.

 

Ya lo intentó el pasado sábado en una primera ronda en la que acabó en el suelo, algo que no la impidió volver a intentarlo en la gran final. Con ese ejercicio, Biles sumó 118.500 puntos, cinco más que Sunisa Lee, segunda clasificada.

Fue ese triple doble el que le ha llevado a la gloria, con el que ha vuelto a poner en duda las leyes de la física. Su siguiente objetivo serán los Juegos de Tokio 2020, aunque antes tendrá que pasar por los Mundiales de Stuttgart.

 

¿Será capaz de repetir este ejercicio en la cita olímpica? Lo cierto es que los únicos límites para Biles se los pone la propia Biles.

Te puede interesar:

La dura crítica entre lágrimas de Simone Biles por los abusos de Larry Nassar: "Teníais un trabajo y no pudisteis protegernos"

"Voy a terapia y tomo ansiolíticos": el duro relato de Simone Biles sobre los abusos de Larry Nassar