El tifón Hagibis está haciendo de las suyas en el Mundial de rugby. La gran cantidad de agua caída en Japón ha provocado escenas tan míticas como las de los jugadores nipones intentando llegar a su campo de entrenamiento... tras superar una enorme piscina.

A la altura de la ingle les llegaba el agua a algunos, en un momento que desató el humor de muchos de ellos que simularon nadar para sobrepasar dicho obstáculo. Otros prefirieron hacer florituras para evitar mojarse demasiado.

Sin embargo, lo que no está para muchas bromas es Escocia, que ha pedido que se retrase su partido ante Japón para evitar verse fuera del Mundial.

El motivo, de suspenderse de forma definitiva un partido de rugby en el Mundial este se considerará un empate, algo que dejaría fuera a una de las selecciones más potentes del mundo.

Habrá que ver en qué queda todo, pero sin duda el tifón está afectando en gran medida al deporte en Japón. En Fórmula 1, mismamente, la clasificación se ha visto retrasada hasta el domingo y aún no es seguro ni tan siquiera que se dispute.

Para sobrellevarlo, algunos pilotos han decidido jugar al FIFA y a los bolos, y otros como Carlos Sainz y Nico Hulkenberg han tenido una 'filosófica' charla sobre el pelo.