La fecha ya la sabíamos, 5 de enero. Pero lo que se acaba de confirmar hace unos instantes en Barcelona supone hacer historia en el mundo del motor de manera oficial. Porque ya no hay vuelta atrás: Fernando Alonso y Marc Coma se subirán en el Toyota Hilux en el rally más duro del mundo, el próximo Dakar 2020; y el piloto asturiano se convierte así en el único campeón del mundo de Fórmula 1 que se atreve con semejante hazaña.

Al lado, como compañeros de equipo, tendrán a tres nombres que son auténticos baulartes en esta competición: Nasser Al-Attiyah, Giniel De Villiers y Bernhard Ten Brinke, casi nada. Los tres y Alonso se han presentando hoy con una rueda de prensa en la Ciudad Condal como el equipo 'Toyota Gazoo Racing'.

Esta noticia llega tras el Rally de Marruecos, donde Alonso se estrenó con Coma y tras el que todo un maestro como Carlos Sainz ya avisó al asturiano: "No puede ir al Dakar como quien va a comprar el pan".

Otra leyenda como Stephane Peterhansel también avisó a Alonso, en concreto censurando a su copiloto Marc Coma: "Correr con Marc Coma es un error" .

Opiniones, todas ellas, que nuestra compañera Elisa Lasso planteó al piloto en una entrevista exclusiva el pasado lunes y ante las que el bicampeón del mundo de Fórmula 1 contestó de manera clara y directa: "Me gustaría acabar el Dakar". Entonces, no era oficial, pero a partir de hoy también se puede confirmar la hoja de ruta del piloto, puesto que como venía diciendo desde hace semanas: la Fórmula 1, en todo caso, quedará aparcada para 2021.