A pesar de trabajar a contrarreloj, entrenar con motos de distinta cilindrada y apurar al máximo para recuperarse de su lesión en el húmero derecho, Marc Márquez no estará en el arranque del Mundial el próximo 28 de marzo en Catar.

Así lo ha anunciado su equipo, Repsol Honda, por medio de un comunicado en el que señala que el de Cervera se someterá a un nuevo examen médico el lunes 12 de abril con vistas a correr la tercera cita del Mundial en Portugal.

"Tras la última revisión con el equipo médico, los médicos me han advertido que lo más prudente era no participar en el Gran Premio de Qatar y seguir con el plan de recuperación que hemos seguido en las últimas semanas. Me hubiera encantado poder participar en la carrera inaugural del Mundial, pero tendremos que seguir trabajando para poder recuperar las condiciones óptimas que nos permitan volver a la competición", explica Marc en el citado comunicado.

 

Baja en el GP de Catar (28 de marzo) y en el GP de Doha (4 de abril) que se disputarán en el circuito de Losail, el objetivo es estar el 18 de abril en Portugal, cita previa al GP de España en el circuito de Jerez el próximo 2 mayo.

La gran duda es saber si Márquez llegará a la tercera fecha del calendario y si perderse las dos primeras carreras del Mundial (50 puntos) le perjudicará en su lucha por el título tras un 2020 en blanco por la lesión.