2022 será el año en el que se ejecute la metamorfosis del 'Gran Circo'. Dejando atrás la 'era híbrida', la Fórmula 1 dará un paso más allá y, buscando responder a las exigencias de los aficionados, igualará las fuerzas entre las escuderías con un profundo cambio normativo al que los equipos ya están buscando la zona gris.

Ross Brawn, director deportivo de la categoría, ha comparecido ante los medios a través de videollamada para comunicar las novedades deportivas que se implantarán además de las meramente técnicas.

El dirigente británico ha explicado que se reducirá el fin de semana a tres días, de manera que en la mañana del viernes tendrá lugar la rueda de prensa y por la tarde los primeros entrenamientos libres.

Ante los medios, pilotos y equipos explicarán las actualizaciones en los coches, clarificando así los complicados entresijos del cambio de reglamento y su evolución.

"Los equipos atenderán a los medios, explicarán los cambios que han hecho para ese fin de semana y declararán a la FIA los cambios que han realizado", ha señalado Brawn.

A su vez, las carreras al sprint pasarán a disputarse en seis Grandes Premios, aunque se modificará el sistema de puntuación y el ganador de la pole.

Saldrá primero en la carrera del domingo el más rápido en la clasificación del viernes, al contrario de cómo se ha realizado esta temporada.

Paralelamente, se otorgarán un tercio de los puntos que se dan el domingo, de manera que el ganador obtendrá entre 8 y 10 puntos, lejos de los que percibe ahora (solamente tres).

Además, las escuderías solo podrán hacer uso de tres unidades de potencia en los 23 Grandes Premios previstos en el calendario de Fórmula 1.