Marc Márquez está lejos del liderato del Mundial, donde, antes de su lesión en el húmero derecho, acostumbraba a estar. El de Honda continúa el proceso de readaptación a la Honda RC213V en la búsqueda de volver a dar el 100% tras un 2020 fuera de los circuitos.

Por el momento, el piloto español ha disputado tres de las cinco carreras del campeonato, y en ninguna de ellas ha conseguido acercarse al podio. En Portimao fue 7º, en Jerez 9º y el pasado fin de semana en Le Mans se cayó de la moto cuando lideraba la carrera.

Sobre el estado de forma del de Cervera ha hablado Luca Cadalora. En una entrevista a 'GP.one.com' el expiloto de motociclismo, campeón del mundo de 125cc y de 250cc, cree que Márquez tiene que cambiar su forma de pilotar.

"Hay momentos en la vida de un piloto en los que existe una magia y todo sale siempre bien
, yo también lo probé, realmente no lo sabes en ese momento, pero es así y tienes esa suerte. Entonces llega un momento, que puede coincidir con algún otro episodio como una caída con consecuencias más graves de lo habitual o incluso una pelea con tu pareja, en el que se rompe esa magia. Ya no eres un chaval despreocupado, no puedes hacer lo que hacías antes. Si cambias todavía puedes seguir ganando, pero si no lo haces, entonces se convierte en un gran problema", dice Cadalora en alusión indirecta al piloto de Honda.

"Es como el paso de la adolescencia a la madurez, tienes que hacerlo, no puedes ser un chico durante más tiempo. Márquez lleva años con esa magia, así que a partir de ahora tiene que cambiar su enfoque de las carreras", aconseja el italiano.

"Marc ya hizo cosas en Moto2 que nadie más ha podido repetir, y ha intentado trasladar ese estilo a la MotoGP. Esto creó esa unión entre él y la moto, que le ha permitido hacer cosas increíbles. Si intenta pilotar la Honda como el 95% de los demás pilotos, no funcionará. O cambia un poco Márquez y desarrollan una moto que se pueda llevar sin arriesgar tanto, o entonces seguirá arriesgando como ha hecho siempre. Es muy bonito cuando te sientes invencible, esa magia te emociona, pero se acaba. Sería el momento adecuado para que haga algo diferente, así reduciría los riesgos y, en mi opinión, podría ir muy rápido igualmente", asegura.