Los peores presagios sobre Virgil van Dijk se han confirmado. El Liverpool, ha través de un comunicado en sus redes sociales, ha informado de que su central, clave para Jurgen Klopp, tiene roto el ligamento cruzado y deberá operarse de la rodilla.

A pesar de que no se ha dicho nada acerca del tiempo de baja, en el peor de los escenarios estará entre seis y nueve meses en el dique seco. Esto es igual a que se pierde todo lo que queda de temporada.

 

La acción, que no fue ni falta, tuvo a Pickford como el otro protagonista. El portero del Everton entró sobre el holandés del Liverpool de mala forma y en ese mismo instante ya todos se temían lo peor.

Van Dijk fue inmediatamente sustituido por Joe Gomez en un partido que el cuadro 'red' empató en un resultado que a buen seguro poco les importa ahora.

El central holandés costó más de 70 millones de euros, y mucho se habló sobre su llegada desde el Southampton. Sin embargo, el tulipán demostró no solo valer eso sino mucho más al ser clave en todos los éxitos del Liverpool.

Hasta el encuentro ante el Everton, Van Dijk fue titular en todos los partidos de la Premier League desde su llegada a Anfield, y es uno de los grandes en su posición. La solidez defensiva de los 'reds' mejoró hasta alcanzar el sobresaliente con su fichaje.

Tras la conquista de la Champions League, Van Dijk estuvo nominado al Balón de Oro y al FIFA The Best en 2019, además de ganar el premio UEFA al Mejor Jugador de Europa y ser el defensa del año.

Además de en el Liverpool, sus actuaciones con Holanda han sido fundamentales en el resurgir de la selección naranja.

Ahora, Klopp tendrá que ver cómo suple la baja de uno de los mejores centrales del mundo. Matip y Gomez parten como titulares, y Fabinho podría retrasar su posición.