El capitán del Deportivo, Álex Bergantiños, ha dado el susto en el encuentro de ida de la final de la promoción de ascenso a Primera tras una entrada del centrocampista del Mallorca Pedraza que le ha obligado a dejar el césped de Riazor en camilla y que supuso la roja para el balear.

A los 40 minutos de partido, con 1-0 en el marcador, Bergantiños y Pedraza lucharon por un balón dividido en el medio del campo y el jugador del Mallorca impactó con las botas en la cara del jugador.

 

Los doctores del Deportivo salieron inmediatamente al césped para atender a Bergantiños, con Riazor sobrecogido. Pedraza, que fue expulsado, se dio cuenta de la gravedad de la acción y se echó las manos a la cabeza, mientras que el técnico del Deportivo, el balear José Luis Martí, intentaba consolarle con un abrazo.

Finalmente, el jugador deportivista fue retirado en camilla, con la cara ensangrentada, y salió por una de las puertas de Riazor donde se ubica la ambulancia, mientras que Vicente Gómez ha entrado en su lugar en el terreno de juego. En ese mismo escenario, en marzo de 2017, Fernando Torres, del Atlético de Madrid, dio el susto en el partido al perder la consciencia tras un choque con el propio Álex Bergantiños.