Alguno se habría echado una buena siesta de ser el portero protagonista de este vídeo. Lyle Taylor, jugador del Charlton, disparó un penalti de una forma nunca antes vista y eso que hemos presenciado prácticamente de todo en el mundo del fútbol.

El jugador se dirigió andando y con una lentitud pasmosa ante la estupefacción de una hinchada que no daba crédito a lo que estaban viendo sus ojos. Finalmente, y tras casi diez segundos de caminata, lanzó con la derecha para batir al arquero.

A saber si esta forma tan inquietante de lanzar penaltis acaban extendiéndose y vemos a algún otro jugador que se atreve, y se arriesga, a tirar sin correr y a llegar andando al cuero para patear a la red.

Te puede interesar

El gif más loco de la historia: ¡Se tira dos cervezas para celebrar un gol!

James Norwood | @IpswichTown