Muchos aficionados del Real Madrid compartirían la frase de que no esperaban nada y aún así se han visto decepcionados con Gareth Bale. Es lo que ha acabando pasando con el galés, que ha entrenado con su selección con total normalidad.

Se espera que Bale esté disponible para jugar los dos próximos partidos de Gales, partidos en los que se jugará su futuro en la Eurocopa 2020. El primero será contra Azerbaiyán fuera de casa y el segundo, contra Hungría en casa.

Gareth Bale, entrenando con Gales | Reuters

Lo cierto es que Gales se la juega en estos dos partidos. Son cuartos en su grupo, sumando 8 puntos, cuatro menos que Hungría, actualmente segunda, posición que le daría acceso directo a la Eurocopa.