Donald Trump sigue muy presente en la escena pública de Estados Unidos. El ya expresidente del país, vetado en Twitter, ha emitido un comunicado y se ha asegurado de que lo que tenía que decir llegase a las redes sociales. Y esto no era otra cosa que un ataque, otro más, a LeBron James.

En esta ocasión, Trump ha tildado al jugador de Los Angeles Lakers de "racista": "Sus proclamas racistas causan división, son desagradables, degradantes e insultantes".

"¡Puede que sea un gran jugador de baloncesto, pero no hace nada para unir a nuestro país!", exclamó Trump.

Ese era el final de su mensaje, pero el comienzo también estaba cargado 'zascas' para LeBron: "Debería centrarse en el baloncesto y dejar de presidir la destrucción de la NBA, que acaba de tener sus audiencias televisivas más bajas, y de largo, en toda su historia".

 

Todo a causa de un tuit de LeBron James en el que ponía en duda la labor de la Policía en relación con los ciudadanos negros.

"Estoy tan cansado de ver a gente negra asesinada por la Policía... No se trata solo de un agente, se trata de todo el sistema, y siempre usan nuestras palabras para crear más racismo. Estoy tan desesperado por más responsabilidad", compartió.

 

No es la primera que tienen LeBron y Donald Trump, que de vez en cuando se dedican lindezas o bien en Twitter o bien por otros medios.