Polémica en un concierto del Festival de Música Urbana Reivindicativa (MUR) en Felanitx, Mallorca, que mostraba su apoyo a Valtonyc. El rapero Pablo Hasel quemó una bandera de España en el escenario en medio de vítores y aplausos de los asistentes.

Este es uno de los vídeos que los asistentes compartieron en sus redes sociales con el polémico momento:

 

En el vídeo se ve cómo el rapero quema la bandera y argumenta su acción cargando contra el Estado español: "No podemos tolerar el fascismo. Esta bandera no me representa porque no me representa los intereses de la oligarquía fascista. Muerte al Estado fascista, visça la república popular".

El rapero Valtonyc fue anunciado como cartel en el festival, pero al final fue retirado. El joven huyó a Bélgica tras ser condenado a tres años y medio de prisión por enaltecimiento de terrorismo e injurias graves a la Corona en sus canciones y conciertos.

En el Festival de Música Urbana Reivindicativa actuaron una treintena de artistas y sus reivindicaciones se centraban en proclamas por la libertad de expresión o la libertad de los presos políticos. Además el festival obtuvo una subvención de más de 10.000 euros por parte del Govern.

La subvención fue solicitada por el portavoz del Grupo de Apoyo a Valtonyc, Mulay Embarek, y la ayuda formó parte de una partida mayor aprobada por el Institut de Estudis Baleatics para 61 proyectos relacionados con ferias y festivales de música y cultura.

Las reacciones políticas no se han hecho esperar. Desde Ciudadanos han condenado la quema de la bandera y ponen hincapié en la subvención que concedió el Govern balear para la celebración del festival. En Twitter se ha abierto el debate, entre los que apoyan a Hasel y los que cargan contra su acción.