Centímetros Cúbicos » Noticias Motor

SEGÚN ACIERTO

¿Tienes un coche oscuro? Si es así, tu probabilidad de tener un accidente es mayor

El comparador online ha elaborado un informe sobre los riesgos que implica la conducción en los meses más fríos del año.

Publicidad

Desde finales de octubre las horas de luz natural disminuyen anunciando la llegada de los meses más fríos del año. Condiciones que complican la conducción ya que suelen estar acompañadas de elementos meteorológicos que ponen a prueba la seguridad en las carreteras… algo a lo que hay que añadir que algunos coches tienen más riesgo que otros. ¿Te has parado a pensar en cómo influye el color de la carrocería en las posibilidades de tener un accidente?

Cuando aparece la lluvia, el viento, la niebla o la nieve poco podemos hacer para controlarlos, pero sí está en nuestra mano tomar todas las precauciones necesarias para que el trayecto transcurra con normalidad. No obstante, hay otros factores que aumentan el riesgo de sufrir un accidente como el color de la carrocería del coche.

Menos visibilidad

Tal y como explica Acierto, el comparador, aquellos vehículos cuya carrocería es de un tono oscuro tienen más posibilidades de sufrir accidentes de tráfico en invierno. La razón que exponen es la siguiente: se trata de colores que implican una menor visibilidad para el resto de conductores.

Este factor se acentúa cuando hay menos horas de luz ya que la visibilidad es menor, algo que ilustran con cifras para comprender la influencia de esta característica en las posibilidad de que se produzca un incidente. Por la mañana, un coche blanco se ve a una distancia de 160 metros y uno negro se reconoce a 70 metros. Si trasladamos este escenario al momento del día en el que ya no hay luz natural, el primer vehículo se identificará a 100 metros y el segundo a 30.

La importancia del mantenimiento

¿Qué se puede hacer para atenuar este efecto? Revisar que los grupos ópticos del coche funcionan correctamente para ver y ser vistos, regularlos correctamente para que alumbren a la altura adecuada, saber en qué momento hay que utilizar unas luces u otras, aumentar la distancia de seguridad y no descuidar la limpieza del vehículo. Si a pesar de tomar estas precauciones las condiciones no son las adecuadas para la conducción, lo más recomendable pasa por posponer la salida hasta que mejore el escenario.

Publicidad