Centímetros Cúbicos » Noticias

¿Es realmente tan peligroso conducir por la noche?

La noche, en el punto de mira de la DGT: 4 consejos para viajar por la noche sin aumentar el riesgo de accidente

La DGT pone su punto de mira en la conducción nocturna, y nos da 4 vitales consejos para circular por la noche sin que aumente el riesgo de accidente.

Publicidad

La conducción nocturna es una actividad que muchos conductores tienen que realizar de manera constante, bien por sus circunstancias personales o laborales o bien por necesidades puntuales. La DGT es consciente que durante la noche concurren una serie de circunstancias que hacen más difícil la conducción, de ahí que lance consejos para conducir por la noche sin aumentar el riesgo de accidente.

Uno de ellos es el límite de velocidad. Conducir respetando el límite de velocidad es una obligación de todo conductor independientemente del coche que conduzca o de la hora del día en la que lo haga. Sin embargo, la DGT recomienda que, durante la noche, la velocidad de circulación se reduzca entre 10 y 20 km/h respecto al límite máximo de la vía. ¿El motivo? Se trata principalmente de una cuestión de visión: con los faros de nuestro coche iluminamos la carretera, pero nunca será equivalente a la visión que tenemos a plena luz del día.

Te puede interesar: Conducir con personas mayores: consejos a tener en cuenta

En algún momento de nuestra vida, tendremos que llevar en coche, ya sea para un viaje más largo o para un trayecto más corto, a personas mayores. Nuestros abuelos, padres… a una determinada edad tienen que tomar la decisión, ya sea por obligación o por elección propia, de ‘colgar las llaves’ del coche.

Sin embargo, eso no significa que no vayan a subirse en uno nunca más. Por ello, hay que ser conscientes de que nuestra manera de conducir habitual debe variar. ¿De qué manera?

Publicidad