Para los amantes de la naturaleza y las acampadas, elegir un buen saco de dormir es imprescindible para pasar la noche protegidos y cómodos en una tienda de campaña, un refugio o a la intemperie (vivac).

Con cada uso el saco se va ensuciando, llenando de humedad y de mal olor. Pero son muchos los que al regresar de sus excursiones lo guardan directamente en el armario sin preocuparse por saber si necesita un lavado.

No te preocupes porque aquí te daremos las claves para lavar tu saco de dormir de plumas o de fibras sintéticas. Además te contaremos diferentes maneras de secarlo y unos buenos consejos extra para que tu compañero de descanso esté siempre a punto para una nueva aventura.

Importante: Antes de lavar tu saco de dormir

Pasos a seguir antes de lavar tu saco de dormir para evitar el riesgo de estropearlo:

  • Mira la etiqueta del fabricante y sigue las indicaciones al pie de la letra. Mejor improvisar con una camiseta que con tu saco de dormir.
  • Asegúrate de cerrar cremalleras y velcros para evitar que se enganchen y dañen el saco. Si hay algún adorno también quítalo.
  • Busca si hay grietas o agujeros y repáralos. Puede que por muy pequeños que sean, por ahí se escapen fibras o plumas o que con el agua y el movimiento el problema acabe siendo más grande.
  • Emplea un detergente adecuado para plumón o para fibras sintéticas, según sea tu caso. Cuanto más específico para tus necesidades, mejor.
  • No añadas suavizante a la colada porque no es necesario y puede acabar siendo perjudicial para los tejidos. Con el saco: menos es más.

Considera un prelavado en las zonas más sucias:

La zona de la cabeza y de los pies suelen acumular más suciedad, así que es mejor darle un prelavado a mano a esas partes del saco de dormir para asegurarnos de que quedan perfectamente limpias después del lavado.

¿Cómo? Muy sencillo, pon un poco de jabón neutro en la zona y frota con un cepillo de cerdas suaves (podrías usar un cepillo de dientes). Después enjuágalo bien, preferiblemente con una esponja o un trapo humedecido.

Cómo lavar un saco de dormir de plumas

Estos sacos de dormir son muy ligeros y apenas ocupan espacio cuando están enrollados. Son excelentes, especialmente para temperaturas bajas y gélidas. Están rellenos de plumas de pato o de ganso y al igual que ocurre con las aves, la estructura de estas plumas conforma una cámara de aire que aísla del exterior manteniendo la temperatura del cuerpo.

Las plumas son material muy delicado al que hay que darle el cuidado adecuado al lavarlo para mantener su efectividad. Te contamos cómo hacerlo en sencillos pasos.

Lavado a mano:

Si el saco no está muy sucio inclínate por esta opción ya que dañará menos el material. Eso sí, es fundamental que tengas bañera.

1. Llena la bañera de agua tibia y añádele el detergente indicado. No uses demasiada cantidad de producto ya que luego se hará más difícil el enjuagado.

2. Sumerge el saco del revés asegurándote que el agua lo cubra por completo. Presiona ligeramente todo el saco para hacer que el agua con jabón penetre dentro. No lo enrolles ni estrujes, simplemente "masajéalo".

3. Puedes dejarlo en remojo durante 30-40 minutos.

4. Vacía el agua de la bañera y enrolla el saco con cuidado para expulsar el agua de su interior.

5. Ahora dale la vuelta al saco y mételo de nuevo en la bañera con agua limpia. "Masajéalo" de nuevo para hacer que el agua circule entre las plumas y enjuague el jabón. Cambia el agua tantas veces como sea necesario hasta que no salga espuma.

6. Vacía la bañera por última vez y enrolla el saco suavemente para sacar la mayor cantidad posible de agua de su interior.

Lavado a máquina:

Recuerda que para evitar que tu saco se dañe debes usar un jabón indicado para lavar prendas de plumas, ya que el detergente común de la lavadora hará que los aceites naturales del plumón se pierdan.

1. Dale la vuelta al saco y asegúrate de colocar la membrana impermeable hacia dentro. Mételo en la lavadora.

2. Selecciona un programa de lavado para ropa delicada y con el agua a una temperatura de máximo 40°C.

3. Si quieres, puedes añadirle un ciclo de enjuague extra.

4. Dentro del tambor, enrolla el saco suavemente para escurrir la mayor cantidad de agua posible antes de sacarlo de la lavadora.

5. Al sacarlo de la lavadora no cojas el saco por un extremo ya que podrías dañar las costuras por el peso, agárralo entero.

Importante: No laves más de un saco al mismo tiempo en la lavadora.

Cómo lavar un saco de dormir de fibra sintética

Los sacos de dormir sintéticos son más indicados para temperaturas cálidas o para uso general. Podríamos decir que suelen ser los típicos sacos de dormir de Decathlon que la mayoría de la gente usa para irse de camping en verano.

Estos sacos utilizan diferentes tipos de fibras de poliéster para el relleno, con diferentes características según sus fabricantes. Como norma general, se puede decir que no necesitan cuidados demasiado especiales a la hora del lavado. Una ventaja es que secan antes que los de plumas.

Lavado a mano:

Al igual que ocurre con el relleno de plumas, si tu saco de dormir sintético no se ha ensuciado mucho y solo tiene algunas manchas o zonas localizadas no lo laves a máquina. Así alargarás la vida de tu compañero de descanso, ya que la lavadora es mucho más agresiva también para este tipo de tejidos.

El procedimiento es muy similar al del lavado a mano de un saco de dormir de plumas. Puedes seguir las mismas instrucciones que te hemos mostrado más arriba para este tipo de sacos o bien simplificar un poco el proceso con estos pasos:

  • 1. Llena la bañera con agua tibia o fría, añade el detergente indicado para fibras sintéticas y sumerge el saco.
  • 2. Expulsa el aire del saco y déjalo en remojo.
  • 3. Lávalo suavemente y enjuágalo con cuidado hasta que el jabón se haya ido por completo.

Lavado a máquina:

Si tu saco de fibras sintéticas está realmente sucio y con mal olor, no te quedará más remedio que lavarlo a máquina. Es importante que no abuses de este tipo de lavado porque si lo haces el material irá dañándose hasta acabar rompiéndose o incluso encogiéndose. Y el saco perderá efectividad.

  • 1. Mete solo un saco en la lavadora
  • 2. Selecciona un programa suave, con agua tibia o fría según las indicaciones de la etiqueta.
  • 3. Enjuaga el saco al menos dos veces para eliminar completamente el jabón. Si al terminar ves que ha acumulado mucha agua o notas el tejido muy esponjoso, pon otro ciclo de enjuague. El saco debe notarse mojado y húmedo, pero no empapado.
  • 4. Dentro de la lavadora exprime suavemente el saco para sacar toda el agua restante
  • 5. Sácalo de la lavadora sujetándolo en su totalidad y no por un extremo para evitar que se rompan las costuras.

¿Cómo seco un saco de dormir después de lavarlo?

Saco de dormir de plumas:

  • Secado al aire

Aunque lo más aconsejable para secar un saco de dormir de plumas es usar la secadora, si no tienes puedes dejarlo secar a temperatura ambiente en un lugar con baja humedad (nunca al sol directo ni a altas temperaturas). No lo cuelgues, colócalo en horizontal y agítalo cada media hora para que el plumón no se apelmace.

  • Con secadora

Asegúrate de que el saco ocupe todo el tambor de la secadora cuando lo metas, puedes enrollarlo suavemente y meterlo para que se expanda en el interior equilibradamente.

Configura la secadora a un temperatura baja, nunca superior a 40ºC. Añádele tres pelotas de tenis de tenis limpias para ayudar a deshacer los grumos de las plumas y así acelerar el secado. No uses toallitas suavizantes.

El secado de un saco de este tipo puede durar horas, ten en cuenta que es mejor ir secándolo a temperatura baja y poner varios ciclos, que a una alta temperatura para acortar el proceso. Por tanto, ármate de paciencia dale la vuelta al saco y a poner otro ciclo de secado. Y así sucesivamente, hasta que esté totalmente seco. Si guardamos el saco con algo de humedad favoreceremos la proliferación de moho.

Un truco: si notas las plumas apelmazadas y con grumos significa que todavía hay humedad dentro.

Saco de dormir de fibras sintéticas:

  • Secado al aire

Una de las ventajas de los sacos de dormir de fibra sintética es que secan muy bien al natural. De hecho, es más aconsejable secarlos así que en secadora.

Un truco es colocar el saco en plano entre dos toallas y sobre dos tendederos portátiles. Si no tienes, podrías usar varias sillas en línea para apoyarlo en sus respaldos.

  • Con secadora

Si no tienes espacio en casa o no tienes tiempo, entonces echa mano de la secadora.

Asegúrate de que se ha escurrido bien todo el agua, enróllalo y mételo en el tambor para que ocupe todo el espacio. Opcionalmente puedes introducir dos o tres pelotas de tenis limpias para que ayuden romper las acumulaciones de fibras.

Siempre usa la secadora en modo delicado a temperatura baja y sin productos suavizantes.

Los sacos de fibra sintéticas tardan poco en secarse. No obstante, asegúrate muy bien de que está totalmente seco antes de guardarlo.

Secado extra: para asegurarte de que tu saco de plumas o sintético esté seco por completo, déjalo colgado para que se ventile durante 24/48 horas antes de guardarlo.

Consejos exprés

  • No limpies tu saco de dormir en seco, los jabones que se emplean podrían dañarlo.
  • Nunca uses productos suavizantes, ni lejía u otros blanqueadores.
  • Ventila el saco de dormir después de cada uso, e incluso hazlo de vez en cuando en las temporadas cuando no lo utilices para así evitar un lavado más frecuente.
  • No uses lavadora de carga superior. Debido a su diseño interior el saco podría dañarse al quedar enredado.
  • Comprueba regularmente la lavadora durante el centrifugado ya que puede pararse por el peso desequilibrado del saco. Si te ocurre esto, redistribuye el saco por todo el tambor.
  • No laves tu saco de dormir a menudo. Hazlo solo si está realmente sucio y tiene mal olor. Si tiene manchas localizadas puedes limpiarlo con un paño húmedo o un cepillo de dientes.

Como ves, lavar un saco de dormir requiere dedicación y tiempo, así que ármate de paciencia y ¡manos a la obra! Eso sí, no olvides que si la paciencia no es lo tuyo siempre puedes acudir a una lavandería donde los profesionales lo harán por ti.