¿Tienes el ciclo menstrual irregular y te gustaría saber cómo hacer para bajar la regla hoy mismo? ¿Tienes algún plan y te gustaría adelantar la menstruación? Estas situaciones se dan con cierta frecuencia. El periodo acompaña a las mujeres durante gran parte de su vida sin que ellas tengan demasiado poder sobre él. Muchos factores influyen en su regulación y desarrollo a lo largo del mes.

Se considera oficialmente que la regla se ha retrasado si han pasado más de 30 días desde el inicio de la última regla. Después de seis semanas sin sangrar, se puede considerar que el periodo tardío es un periodo perdido.

Es decir, si no tienes ninguna enfermedad conocida que afecte a tu ciclo menstrual, el periodo debería empezar en los 30 días siguientes al inicio de tu último periodo.

Vamos a ver algunos trucos y consejos que pueden favorecer que baje la regla cuando la estás esperando y parece que no va a llegar nunca.

Trucos caseros para que baje la regla

1. Ejercicio

El ejercicio suave puede aflojar los músculos y ayudar a que la menstruación llegue un poco más rápido. Sin embargo, las pruebas de este método son anecdóticas y la investigación no ha confirmado que funcione. Hacer ejercicio con moderación podría ayudar a restablecer las hormonas necesarias para recuperar un ciclo menstrual regular.

2. Relajación

Las investigaciones científicas demuestran que los altos niveles de estrés están relacionados con las irregularidades menstruales. Encontrar formas de relajarse y desestresarse puede ayudar, sobre todo si una persona descubre que su periodo se retrasa o no se produce debido al estrés. El yoga suave, los diarios, la meditación y el tiempo con amigos y seres queridos pueden ayudar a mantener bajos los niveles de estrés.

3. Orgasmo

Aunque no lo creas, el sexo y el orgasmo también pueden ayudar a que se produzca la menstruación. La combinación de las hormonas producidas durante la actividad sexual y las contracciones uterinas durante el orgasmo pueden ayudar a dilatar el cuello uterino y a que el útero comience a desprenderse de su revestimiento.

4. Dieta y peso

Los cambios en el peso corporal de una persona pueden afectar a su periodo. Un peso corporal bajo puede causar periodos irregulares o incluso puede hacer que los periodos se detengan por completo. Esto se debe a que el cuerpo necesita algo de grasa para producir hormonas relacionadas con la menstruación. Tener un peso corporal elevado o experimentar un cambio de peso repentino también puede causar ciclos menstruales irregulares.

5. Vitamina C

Algunas personas creen que el consumo de grandes cantidades de vitamina C puede ayudar a provocar la menstruación. Esto puede deberse a los posibles efectos de la vitamina C en los niveles de estrógeno y progesterona, que son las hormonas responsables del calendario del ciclo menstrual. No hay pruebas científicas que lo respalden, pero aumentar la ingesta de vitamina C en la dieta no es perjudicial. Podemos encontrar esta vitamina en:

- verduras de hoja verde, como las espinacas y la col rizada

- cítricos, como las naranjas y los pomelos

- verduras crucíferas, como el brócoli y las coles de Bruselas

6. Papaya

Es el remedio casero más eficaz para adelantar la menstruación, según algunas tradiciones. La papaya cruda estimula las contracciones del útero y puede ayudar a inducir la menstruación. El caroteno presente en la papaya estimula la hormona del estrógeno induciendo así la menstruación temprana. La papaya puede consumirse cruda o en forma de zumo dos veces al día.

7. Piña

La piña es rica en bromelina, una enzima que algunos creen que puede afectar al estrógeno y a otras hormonas. Las investigaciones sugieren que la bromelina puede ayudar a reducir la inflamación, lo que significa que podría ayudar con algunas causas de periodos irregulares que implican inflamación. Sin embargo, no hay ninguna investigación que afirme que el consumo de piña o de suplementos de bromelina provoque una menstruación.

8. Hierbas

Los emenagogos son hierbas que pueden provocar la menstruación. A veces se utiliza la manzanilla, el perejil, la canela, el romero, la salvia y el orégano con este fin. Algunos dicen también que la granada, el apio, la papaya, el fenogreco y la achicoria son emenagogos.

El té de jengibre es uno de los más potentes, pero puede tener algunos efectos secundarios, como la acidez. Para las menstruaciones muy retrasadas, se recomienda una combinación de té de perejil y jengibre. Se cree que el jengibre aumenta el calor alrededor del útero, favoreciendo así la contracción. Modo de empleo: El jengibre puede consumirse en forma de té o de zumo de jengibre fresco con un poco de miel o simplemente como jengibre crudo junto con miel. Bebe una taza de zumo de jengibre fresco con agua (2:1) cada mañana en ayunas durante unos días antes de la fecha habitual.

9. Apio

Es un remedio completamente seguro, natural y recomendado por los médicos. Beber zumo de apio es una forma de inducir la menstruación temprana. Un zumo de apio fresco dos veces al día puede estimular el flujo sanguíneo hacia la pelvis y el útero, induciendo así la menstruación.

10. Semillas de cilantro

Se dice también que las semillas de cilantro son el remedio casero más eficaz para las menstruaciones irregulares por sus propiedades emenagogas. Para utilizarlo puedes hervir una cucharadita de cilantro con dos tazas de agua y esperar hasta que el agua se reduzca a solo una taza. Utiliza un colador para eliminar las semillas y bebe el brebaje tres veces al día durante un par de días.

Puede que nunca sepas cuáles son las razones que pueden estar detrás del retraso de la llegada de tu regla. De hecho, hay múltiples causas que pueden afectar a la menstruación, desde cambios básicos en el estilo de vida hasta enfermedades crónicas. A continuación, te mostramos diez posibles razones.

¿Por qué no me baja la regla?

1. Estrés: el sistema de respuesta al estrés del cuerpo está arraigado en una parte del cerebro llamada hipotálamo. Aunque ya no huyas de los depredadores, tu cuerpo está programado para reaccionar como si lo hicieras.

Cuando el nivel de estrés alcanza su punto máximo, tu cerebro le dice a tu sistema endocrino que inunde tu cuerpo con hormonas que activan tu modo de lucha o huida.

Si estás bajo mucho estrés, tu cuerpo puede permanecer en modo lucha o huida, lo potencialmente hace que dejes de ovular. Esta falta de ovulación, a su vez, provoca el retraso del periodo.

2. Peso corporal bajo o alto: los cambios bruscos de peso pueden alterar el calendario de la menstruación. Los aumentos o descensos extremos de la grasa corporal pueden provocar un desequilibrio hormonal que haga que el periodo se retrase o se detenga por completo.

3. Has subido la intensidad de tu entrenamiento: un régimen de ejercicio extenuante también puede provocar la falta de menstruación. Esto es más común en quienes entrenan durante varias horas al día. Si el cuerpo no tiene suficiente energía para mantener todos sus sistemas en funcionamiento, ello provocará un desequilibrio hormonal que alterará el ciclo menstrual, provocando la ausencia o el retraso de la menstruación.

4. Síndrome de ovario poliquístico (SOP): es un conjunto de síntomas causados por un desequilibrio de las hormonas reproductivas. Las personas con SOP no ovulan con regularidad. En consecuencia, sus períodos pueden ser más ligeros de lo normal, llegar en momentos de mucha irregularidad o desaparecer por completo.

5. Los anticonceptivos hormonales: A muchas mujeres les encanta la píldora porque hace que sus periodos sean muy regulares. Pero a veces puede tener el efecto contrario, especialmente durante los primeros meses de uso.

Asimismo, cuando se deja de tomar la píldora, el ciclo puede tardar un tiempo en volver a la normalidad. A medida que tu cuerpo vuelve a sus niveles hormonales de referencia, es posible que no tengas la menstruación durante unos meses. Si utilizas otro método anticonceptivo hormonal, como un DIU, un implante o una inyección, es posible que dejes de tener la regla por completo.

6. Enfermedades crónicas: algunos problemas de salud crónicos, especialmente la enfermedad celíaca y la diabetes, se asocian a veces con irregularidades menstruales.

7. Problemas de tiroides: la tiroides es una glándula situada en el cuello que produce unas hormonas que ayudan a regular muchas actividades del cuerpo, incluido el ciclo menstrual. Existen varias enfermedades tiroideas frecuentes, como el hipotiroidismo y el hipertiroidismo. Ambas pueden afectar al ciclo menstrual, provocando irregularidades, pero el hipertiroidismo es más probable que provoque el retraso o la ausencia de la menstruación. A veces, el periodo puede desaparecer durante varios meses.

8. Perimenopausia: es el periodo previo a la transición a la menopausia. Suele comenzar a mitad o finales de la cuarentena 40. La perimenopausia dura varios años antes de que la menstruación desaparezca por completo.

Para muchas personas, la ausencia de la menstruación es el primer signo de la perimenopausia. Es posible que se salte la regla un mes y vuelva a tenerla los tres siguientes. O puede que le falte la menstruación tres meses seguidos y descubra que llega de forma inesperada, a menudo más ligera o abundante de lo que estaba acostumbrada.

9. La menopausia precoz: también conocida como insuficiencia ovárica prematura, se produce cuando los ovarios dejan de funcionar antes de cumplir los 40 años. Cuando los ovarios no funcionan como deberían, no producen suficiente estrógeno. A medida que los niveles de estrógeno caen a mínimos, empezarás a experimentar los síntomas de la menopausia.

10. El embarazo: si existe la posibilidad de que estés embarazada y tus ciclos son normalmente regulares, puede ser el momento de realizar una prueba de embarazo.