Nada más entrar en la cocina, Chicote ve en el fuego una cazuela con frijoles del día anterior: "Es una guarrería". El chef le indica que no se puede guardar un alimento en el mismo recipiente en el que se ha cocinado y menos volver a sacarlo para calentarlo.

Ante la insistencia, el dueño tira el contenido de la cazuela y se queda satisfecho enjuagándola simplemente con agua y una bayeta. Algo que hace a Chicote llevarse las manos a la cabeza: "La madre que me parió, ¿será cerdo?"

Pero ahí no se queda la cosa, el dueño del Pepe's Cantina vuelve a utilizar, sin limpiar, un cazo que se ha caído al suelo hasta que Chicote tiene que llamarle la atención.

Pepe intenta poner excusas para justificar la falta de higiene, dice que si "las prisas" que si "Chicote le saca de quicio" y también recrimina al chef que le "insulte" llamándole "guarro". Pero Chicote se ratifica: "No te estoy insultando, el tío al que se le cae un cazo, lo coge y sirve la comida es un guarro con todas las letras".

Chicote también se fija en que el salmón a la plancha está lleno de cosas negras y pregunta con ironía si es un aderezo. "Es de la plancha", responde Pepe y Chicote le replica que sí, que "es mierda de la plancha".

Además de guarro, Chicote encuentra otro calificativo para el dueño del restaurante y le llama "mentiroso compulsivo" cuando le dice que ha limpiado la plancha después de hacer el salmón y antes de poner la ternera y el chef ha visto que no es cierto.

Otros momentos destacados

Chicote intenta averiguar qué es lo que busca el dueño del Pepe's Cantina con su trabajo. Y es que no le escucha y no se deja ayudar porque el chef de Pesadilla en la cocina. En este vídeo puedes ver la respuesta de Pepe a la presión del cocinero. "¿Te tapo la boca?", amenaza al chef.

Queja, tras queja, el propietario del Pepe's Cantina se desquicia después de que Alberto Chicote cuestione cada cosa que hace. Este es el momento en el que Pepe se pone "malito" con tanta "caña" del chef de Pesadilla en la cocina.

El servicio de reapertura del Pepe's Cantina no es mucho mejor. Ante la inactividad del dueño, a Chicote no le queda otra que remangarse y tomar las riendas de la cocina. "Tú, Pepe, te puedes ir a fumar, que para lo que haces…", le dice el cocinero.