Rosa López se sincera este domingo a partir de las 21:25 horas en Lo de Évole y denuncia que "todo el mundo" quería llevarse "tajada" de ella.

La artista admite haber pasado malos momentos desde que ganó Operación Triunfo y asegura que, en muchas ocasiones, le hubiera gustado "sentir más empatía".

"Yo puedo empatizar con el camarero, con cualquier trabajador, porque no vengo siempre de vivir en esta vida. ¿Por qué no empatiza nadie conmigo?", se pregunta.

No obstante, sobre la posibilidad de tirar la toalla y dejar el mundo de la música, Rosa López asegura que esta opción sería "imposible" y da una rotunda razón: "Yo no soy feliz si no me dedico a esto".