Garzón afirma sobre la polémica de los lazos amarillos que "la ley es muy clara y la Junta Electoral es el organismo soberano". "Lo que no se puede hacer es desobedecer y jugar al gato y al ratón y cachondearse de las instituciones", manifiesta el exjuez.

A la pregunta de si cree que Puigdemont, en concreto, se "cachondea de las instituciones", Garzón señala que "de momento no hay una orden de detención internacional contra él". "Por tanto, en este momento objetiva y jurídicamente no hay nada contra él. Si lo que quiere saber es si creo que está bien o no que se presente como candidato, pues si no hay nada contra él, lo puede hacer como cualquier otro ciudadano", asegura el jurista español en Liarla Pardo.

Además, sobre la posibilidad de que se le pueda detener cuando venga a España, Garzón indica que "la Policía le podría detener, pero el juez lo tendría que poner inmediatamente en libertad" e insiste en que "en todo caso, no se le podría impedir recoger el acta y tomar posesión de su cargo".

Por otro lado, Baltasar Garzón critica duramente a Vox en Liarla Pardo: "Cada día dice una patochada que nos traslada a momentos que no fueron idóneos para España, no caigamos en algo que es perverso en otros países".

Baltasar Garzón también critica que Pablo Iglesias haya pedido a Manuela Carmena desvelar su voto en las elecciones del 28A: "Nadie tiene derecho a exigir a otro decir a quién votará".

Además, el exjuex critica la polémica originada por la exhumación de Franco: "Se está exagerando toda esta cuestión, es tan fácil como que se produzca de una vez. Ya está bien de dignificar al dictador, es una cuestión de dignidad de las víctimas".

Preguntado sobre la "relación a lo largo de los años" que mantuvo con Villarejo y las filtraciones del excomisario, Garzón lamenta los "ataques a personas concretas que nada tienen que ver con lo investigado", refiriéndose a la ministra Dolores Delgado. "Cuando todo esto pase, alguien tendrá que esconderse", destaca.