En febrero de 2008 la Policía entra en un apartamento turístico de Barcelona y encuentra el cadáver de una joven totalmente desnuda, con una bolsa en la cabeza atada con cintra aislante y restos de semen en la boca y la vagina. En un principio, parecía que el móvil del crimen era sexual, sin embargo, no fue así, como reflejó Equipo de Investigación en un programa de 2012 que Mega vuelve a emitir este sábado.

María Ángeles Molina, conocida como Angie, fue juzgada y condenada por matar a su amiga Ana Páez. Durante años suplanta su identidad, pide préstamos bancarios a su nombre por 102.000 euros y contrata seguros de vida.

Según la Policía, traza minuciosamente su plan con todo lujo de detalles para intentar llevar a cabo un crimen perfecto. Lo primero que necesita es información y por eso empieza a rastrear en Internet buscando palabras como cloroformo, veneno, estafa, asfixia, o simulación.

Para despistar a la Policía fabrica el móvil del crimen y lo busca en un local de prostitución masculina. Angie necesita semen y haciéndose pasar por Ana Páez contrata a dos gigolós.

"Ella me planteó que no quería sexo, dijo que había hecho una especie de apuesta con unas amigas, que tenía que estar con un gigoló y como prueba tenía que llevar el semen. Los chicos me dijeron que ella no quiso tocarles, quería que se masturbaran y acabaran en un frasquito", relata en el juicio el encargado del establecimiento 'American Gigoló'.

Después de pagar 200 euros por el semen, lo siguiente que elige Angie es la escena del crimen, un lugar donde citar a su amiga para asesinarla.

Llega con su Porsche hasta unos apartamentos turísticos y alquila uno para tres días. Una vez alquilado, llama a Ana Páez y quedan. La mañana antes de cometer el crimen, Angie se pone la peluca y saca 600 euros de una de las cuentas abiertas a nombre de su amiga Ana Páez. Lo hace en un cajero de Mataró, cerca de donde trabaja su amiga. El momento queda grabado por la cámara de seguridad

Después, pone rumbo a Zaragoza. Será su coartada. En el primer peaje paga con tarjeta. Angie remata su coartada en la funeraria, acude a recoger las cenizas de su madre que había muerto un año antes.

Con las cenizas de su madre en el coche, Angie regresa a Barcelona, pero no paga con tarjeta, lo hace en metálico. Así no consta la hora de su regreso.

Después, entra en el apartamento alquilado y espera a que llegue su amiga Ana y, según la Policía, ejecuta el crimen que llevaba dos años planificando.

"Preparó una cena para dos y se supone que le dio alguna sustancia en la cena que hizo que Ana se durmiera. Por envergadura, Angie es pequeñita y Ana era una mujer mucho más grande, se hubiera podido defender. Se supone que durante la cena la adormece, pero la autopsia no revela con qué sustancia se hizo", asegura la periodista Mayka Navarro.

"La duerme, la tumba en un sofá rojo que había en el comedor del apartamento, que era un dúplex, la desnuda completamente, no le quita las joyas. De su bolso saca dos recipientes de esperma de dos hombres diferentes, parte del esperma lo deposita en la boca y parte del esperma lo deposita en la vagina. Luego, le pone una bolsa de plástico en la cabeza y le ata fuertemente el cuello con cinta aislante, con lo cual, Ana murió asfixiada", añade Mayka Navarro.

*El contenido al que hace referencia la información forma parte de un programa de Equipo de Investigación de 2012 que Mega vuelve a emitir este sábado.