Patrullas de Seguridad Ciudadana de la Policía Foral controlan si los positivos en coronavirus que no precisan hospitalización están cumpliendo el aislamiento domiciliario.

Así lo han explicado en su cuenta de Twitter, en la que han publicado la fotografía de dos agentes en el interior de un portal controlando que esta medida se está llevando a cabo.

Asimismo, han recordado en redes sociales que no cumplir con esta norma puede conllevar responsabilidades penales para los infectados implicados.

 

Este jueves, según datos del Ministerio de Sanidad y la Consejería de Salud, la Comunidad Foral de Navarra registró 66 nuevos casos de coronavirus, entre los que se encontraron tres nuevas hospitalizaciones.

El foco que más preocupa se sitúa en el barrio pamplonés de Mendillorri, que ha vuelto a una especie de fase 2 y está realizando pruebas de diagnóstico a todos los jóvenes de entre 17 y 28 años.

Asimismo, el Gobierno navarro ha decretado la limitación al 50% de los aforos en el comercio minorista, bibliotecas, lugares de culto y el interior de los locales de hostelería, mientras que las terrazas tendrán no podrán superar una ocupación del 75%. Los establecimientos de hostelería, además, deberán cerrar a medianoche.

Por otra parte, se decreta el cierre de los parques infantiles, sociedades gastronómicas y peñas. Las actividades de ocio y para la población infantil y juvenil se limitarán al 50% del aforo, con un máximo de 15 personas por grupo. En cuanto a las guarderías y escuelas infantiles, su aforo se reduce al 50%.