La Comunidad de Madrid y Protección Civil han querido agradecer el compromiso de Toyota España durante la crisis sanitaria provocada por la COVID-19. La automovilística ha cedido 22 vehículos a varios municipios madrileños para que tanto la Policía Local como Protección Civil pudieran hacer su trabajo de la mejor manera posible.

En el acto de agradecimiento estuvieron presentes el Consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, Enrique López, los alcaldes y otros representantes de los municipios donde los vehículos Toyota han supuesto una ayuda durante los tres últimos meses, los más duros y difíciles de la pandemia mundial, así como numerosos voluntarios de diferentes agrupaciones locales de Protección Civil.

Durante su intervención, Enrique López ha destacado la "generosidad" demostrada por la marca al ceder sus propios vehículos: "Un gesto lleno de altruismo que nos ha ayudado a paliar la crisis, el mejor espejo en el que puede mirarse una sociedad como la madrileña".

Además, el consejero ha recordado a todas las víctimas de la pandemia y a aquellos colectivos que se han volcado en ayudar para superarla: "Son una parte muy importante de nuestro sistema integral de seguridad frente a todo tipo emergencias, y el mejor referente de entrega y servicio a los demás".

Voluntarios y trabajadores, los verdaderos héroes

Traslado y reparto de comida o material sanitario, apoyo a vehículos de transporte de pacientes, labores de cooperación con policías locales, ayuntamientos y otras administraciones y servicios públicos, entre otras, han sido algunas de las gestiones que han llevado a cabo los voluntarios de Protección Civil y demás entidades.

"Los voluntarios me decían que han hecho hasta 10.000 kilómetros. Ojalá hubieran hecho más porque eso significaría que hubiéramos ayudado más", asegura a laSexta Miguel Carsi, Presidente y CEO Toyota España, que se siente muy "orgulloso" de "ayudar a los que ayudan". "No podíamos quedarnos en casa, teníamos que colaborar con la sociedad. Es un deber como compañía", ha dicho en su discurso Carsi, que ha concluido recordando una máxima de Toyota: "Juntos, somos imparables".

La marca no solo puso a disposición su flota corporativa, sino que también hubo "empleados que pusieron sus coches personales, porque no podían salir de casa. Los voluntarios nos dan las gracias, pero ellos son los verdaderos héroes", confiesa Carsi.

Patricio Valderrama es Coordinador de RAL-Protección Civil de Cubas de la Sagra y uno de los voluntarios que ha trabajado durante estos tres difíciles meses gracias a uno de los vehículos cedidos por Toyota. "Teníamos un vehículo de intervención rápida y el segundo día de empezar a trabajar contra la Covid se estropeó y gracias a este coche hemos podido trabajar", relata a laSexta. "Desde ese día, este coche no ha parado: 12 o 15 horas al día. Ha hecho muchos kilómetros, sin parar".

Valderrama lleva desde 1986 trabajando en emergencias, 35 años en los que ha vivido algunas de las tragedias más graves de nuestro país: el atentado del 11M, el avión de Spanair... Y confiesa que en todos esos casos "siempre veías al enemigo, el peligro. "Con el Covid hemos tenido que rehacernos de arriba a abajo porque todo era desconocido. Al principio es verdad que lo hemos pasado mal", reconoce.

Ahora el voluntario tiene que despedirse del coche que le ha acompañado en un momento complicado y que nunca olvidará: "Ahora tendré que vaciarlo, quitar el material y con todo el dolor dejarlo. Ha sido una compañía, pero también es buena noticia", concluye.

#YoCedoMiCoche para ayudar en la pandemia

La cesión de los vehículos por parte de Toyota España forma parte de la campaña #YoCedoMiCoche a la que se unió la marca "desde el primer minuto" poniendo su flota corporativa a disposición de entidades públicas y privadas y también de hospitales, que aún continúan haciendo frente a la crisis sanitaria.

Protección Civil ha sido la principal destinataria de la flota de vehículos que Toyota España ha cedido durante los últimos meses a través de diversas agrupaciones de la Comunidad de Madrid y Castilla y León.

La ayuda prestada por Toyota se focalizó principalmente en la Comunidad de Madrid al ser una de las regiones más afectadas por la pandemia. Localidades como Villanueva del Pardillo, Griñón, Móstoles, Colmenar Viejo, Arganda del Rey, Arroyomolinos, Morata de Tajuña o Navalcarnero, entre muchos otros, pudieron disponer de los vehículos para luchar contra el coronavirus en el momento más duro de la pandemia.

Los vehículos de Toyota también han prestado servicio a diferentes actividades de las policías locales de San Lorenzo de El Escorial, San Martín de Valdeiglesias y Valdemorillo o de ONGs como Cruz Roja, Bomberos Sin Fronteras, Fundación Altius, Radio Ayuda Local o la Fundación Aladina.