El jurado popular de Valencia ha declarado a Jorge Ignacio Palma culpable de las muertes de Marta Calvo, Arliene Ramos y Lady Marcela Vargas, así como del intento de matar a otras seis mujeres. Además, se le considera culpable de los abusos sexuales que sufrieron siete jóvenes al introducirles cocaína en sus genitales sin su consentimiento. Ahora, será el tribunal el que determine la pena que se le debe imponer al acusado.

Manu Marlasca, jefe de Investigación de laSexta, ha subrayado que se ha declarado a Jorge Ignacio Palma "culpable de todo el paquete de delitos de los que había sido acusado". "Incluso hasta un delito tan complicado de determinar como es el delito contra la integridad moral, el jurado ha considerado probado que Palma dañó la integridad moral de la familia de Marta Calvo", ha señalado.

"Los miembros del jurado entienden que el acusado, al hacer desaparecer el cuerpo de la víctima, oculta la posible causa de su muerte, quedando la misma indeterminada. Por ello, creemos que al no poder disponer del cuerpo de Marta, está eludiendo mayores agravios", ha afirmado la portavoz del jurado popular.

En este sentido, los miembros del jurado sostienen que hubo abuso sexual, que "actuó de manera sorpresa y sin posibilidad de defensa de la víctima", y que hubo indefensión. El veredicto añade que, en este caso, el acusado actuó dejando a la víctima sin posibilidad de defenderse, de forma sorpresiva, y subraya que también cometió sobre Calvo un delito contra la libertad sexual por imponerle unas prácticas a las que, de haberlas conocido, no habría accedido la víctima.

Se abre la puerta a la prisión permanente revisable

Así, el jurado ha asumido como propias las peticiones de las acusaciones particulares de las víctimas, lo que abre la puerta a la posibilidad de pedir la prisión permanente revisable.

Por su parte el acusado, Jorge Ignacio Palma, ha escuchado visiblemente inexpresivo e impertérrito el veredicto, mirando hacia su izquierda, donde estaban los papeles de su abogada. Por su parte, la magistrada que ha presidido el juicio, se ha deshecho en elogios hacia el jurado y ha asegurado que "lo ha hecho magníficamente bien", con un veredicto "fundamentado, detallado y coherente" después de un juicio "muy complicado" que han resuelto magníficamente bien.

En su defensa final, el acusado de la muerte de Marta Calvo alegó que faltan pruebas para demostrar que sea culpable. "No he matado ni violado ni colocado cocaína en los órganos genitales de nadie", aseguró. Y aunque sigue, según la acusación, negándose a decir donde está el cuerpo de Marta Calvo, él pidió perdón a la familia: "Siento mucho el dolor que pueda tener la familia de Marta por no haber encontrado el cuerpo, pero yo dije todo lo que ocurrió con todo lujo de detalles".

Según su versión, Marta Calvo se despertó muerta en su cama y él escondió el cuerpo tras haberlo desmembrado. Además, su defensa alegó que no existen pruebas de que haya causado o querido causar la muerte de sus víctimas, y subrayó que las declaraciones de las otras víctimas parecen estar "guionizadas".

La acusación tachó a Jorge Palma de "asesino en serie"

Las acusaciones particulares en el juicio con jurado que se ha celebrado en Valencia calificaron como el "mal hecho persona", un "feminicida sin precedentes en España" y un asesino en serie a Jorge Ignacio Palma, autor confeso de la desaparición de Marta Calvo y supuesto asesino de otras dos jóvenes.

El abogado Juan Carlos Navarro, que ejerce la acusación particular de Arliene y Lady Marcela y de otras cuatro víctimas, relató el "ritual" del acusado al ejecutar su "fantasía homicida", consistente en introducir en los genitales de las víctimas cocaína que se convertía en "letal" tanto por la cantidad "desproporcionada" como por su pureza, superior al 80%.

Así, explicó que Palma se aseguraba de "ejecutar" a cada "presa", pues una vez consideraba que la había "comprado" al contratar sus servicios como prostituta y la tenía "postrada desnuda", ya le era fácil "ejecutarla con su arma", el "veneno" al que era asimilable esa droga, de la que era "experto conocedor" dados sus antecedentes por narcotráfico.

"Es el experto tirador que cuando dispara no va a fallar", aseveró Navarro, quien consideró que esta persona "tremendamente fría y calculadora" es un "asesino en serie" que tenía "todo perfectamente orquestado", desde que cometió los asesinatos hasta su posición en el juicio, y se mostró convencido de que hablará mañana para "continuar su manipulación".