La incidencia de coronavirus en nuestro país no deja de subir y España se encamina hacia lo que parece la sexta ola de la pandemia en nuestro país. Si bien no se ha dado, por el momento, una presión tan alta como la de otros países, el alto porcentaje de vacunación parece no ser suficiente para frenar la tendencia al alza de los contagios.

El grupo poblacional más afectado, sin duda, está siendo el de los más jóvenes. Y es que, a nivel nacional, los menores de 11 años presentan una incidencia acumulada a 14 días de 215,27 casos. Unos datos que se alejan mucho de los del siguiente grupo -de 12 a 19 años- que cuenta con una IA de 71,18.

Una gran diferencia que entre comunidades autónomas se aprecia mucho más. Por ejemplo, en Andalucía los menores de 11 años tienen una incidencia de 93,04, mientras que en el caso de Navarra se dispara hasta los 865,45 casos por cada 100.000 habitantes.

Precisamente, los niños menores de hasta 12 años son los únicos que todavía no han recibido ni una sola dosis de la vacuna contra el coronavirus. Esto supone que, además de las personas que han optado por no vacunarse, hay unos 5,3 millones de españoles que todavía no han sido inmunizados contra el coronavirus, lo que supone un 11% de la población total.

¿De verdad debemos vacunar a población que no es propensa a sufrir la enfermedad de manera grave cuando hay países a los que no están llegando las vacunas?

Elvis García, experto en epidemias

Si bien, el Comité de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) debatirá este jueves si da el visto bueno o no al uso de Pfizer para inmunizar a los pequeños de entre 5 y 11 años. Un suero que sí está autorizado en Estados Unidos y, de acuerdo con los datos de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, ha tenido una efectividad del 90,7% en la prevención de este grupo etario.

Si se diera luz verde a la vacunación de los más pequeños, y teniendo en cuenta que todos recibieran la dosis pertinente, el número de no vacunados en nuestro país se reduciría considerablemente. En la actualidad, según los últimos datos aportados por el Ministerio de Sanidad, 38.237.469 españoles cuentan con, al menos 1 dosis, y 37.547.526 tienen la pauta completa. Esto supone que unos 10 millones de personas todavía no se han vacunado frente al COVID-19.

Pero hay expertos que plantean el dilema sobre vacunar a este grupo o etario o cooperar con países en los que todavía no se ha vacunado, ni siquiera, a la población más vulnerable. Es el caso de Elvis García, experto en epidemias y doctor en Salud Pública, que se pregunta si "debemos vacunar a población que no es propensa a sufrir la enfermedad de manera grave".

"Si queremos reducir el número de reservorios o contagios, habría que vacunar a los niños y el suero es seguro. Pero ¿de verdad debemos vacunar a población que no es propensa a sufrir la enfermedad de manera grave cuando hay países a los que no están llegando las vacunas? A algunos no tienen ni para los más vulnerables", ha señalado al respecto en una entrevista en Al Rojo Vivo.

Bajo mi criterio, no vamos a tener grandes beneficios, salvo disminuir algo la transmisión"

Alfredo Correll, virólogo

En la misma línea se ha pronunciado el catedrático de Inmunología de la Universidad de Valladolid Alfredo Correll, que considera que vacunar a los menores de 12 años solo llevará a "disminuir la transmisión". "Los niños no se van a ver beneficiados porque no han sufrido la enfermedad grave ni la han trasmitido. Bajo mi criterio, no vamos a tener grandes beneficios, salvo disminuir algo la transmisión", ha añadido en una entrevista con laSexta.

Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido que se priorice la donación de vacunas al Mecanismo COVAX (el Mecanismo de Acceso Mundial a las Vacunas COVID-19) a la inmunización de los niños y adolescentes sanos en los países más desarrollados. Y es que, consideran que este grupo etario "tiende a presentar una enfermedad más leve en comparación con los adultos".

"Por una cuestión de equidad global, mientras muchas partes del mundo se enfrenten a una escasez extrema de vacunas, los países que hayan logrado una alta cobertura vacunal en sus poblaciones de alto riesgo deberían dar prioridad al reparto global de las vacunas a través de COVAX antes de proceder a la vacunación de los niños y adolescentes con bajo riesgo de padecer una enfermedad grave", ha solicitado en un comunicado.

La entidad sanitaria sí recomienda administrar las dosis de refuerzo a las personas con mayor riesgo de enfermedad grave por coronavirus, como los ancianos.

Este jueves la EMA dará a conocer su veredicto sobre la vacunación de los niños de entre 5 y 11 años. En caso de que dé luz verde, los expertos de la Comisión de Salud Pública tomarán una decisión y el Ministerio de Sanidad debatirá su aplicación y los procedimientos a seguir con las comunidades autónomas. Hasta ahora, se ha vacunado -o se puede vacunar- a la población mayor de 12 años, se han inoculado las dosis de refuerzo a los mayores de 69 años y ya se está trabajando en la metodología para vacunar por tercera vez a los mayores de 60.