Después de que Sudán anulara la pena de muerte de Noura Hussein, la joven de 19 años que fue condenada a morir ahorcada por matar a su marido cuando trataba de violarla, fiscales del país han pedido que vuelva a ser condenada a muerte.

La joven se vio obligada a contraer matrimonio con su primo, 16 años mayor que ella. Su marido la violó y cuando intentaba hacerlo de nuevo, Noura Hussein se defendió y lo mató.

Hussein recuerda que su esposo pidió a algunos de sus primos que la sujetaran mientras la violaba.

En declaraciones a la BBC, la madre de Hussein dijo que su hija se "odió a sí misma" después de que su marido la violara" por primera vez. "Ella tenía un cuchillo listo para quitarse la vida si la tocaba de nuevo", añadió.

Después de la muerte de su esposo, Hussein huyó a casa de su familia para contarles lo que había pasado y temiendo venganza, su padre llevó a toda su familia hasta una comisaría de Policía. Allí, la joven fue arrestada.

Noura Hussein es una de las miles de niñas sudanesas que se casan antes de los 18, tal y como recoge Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, Unicef, que destaca que un tercio de las niñas de obligadas a contraer matrimonio.

Miles de famosos apoyaron a Noura a través de las redes sociales bajo la campaña #JusticeforNoura.

 

Naomi Campbell o Emma Watson son algunas de las famosas que han expresado su apoyo a la joven a través de la red social Twitter.