El Ministerio de Sanidad suma este lunes 21.309 nuevos contagios de COVID-19 durante el fin de semana (desde el pasado viernes) a las cifras oficiales que reflejan cómo evoluciona la pandemia de coronavirus en España. De estos nuevos casos, 2.448 se han contabilizado en las últimas 24 horas. Sanidad ha añadido a sus datos también 389 nuevas muertes , situando en 646 la cifra de fallecidos en la última semana por coronavirus.

Así, la incidencia acumulada de casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes vuelve a subir a los 193 contagios, situándose por encima de 250 casos en Baleares y País Vasco. Ya el pasado viernes sufría el primer repunte registrado en la incidencia acumulada desde inicios del mes de noviembre.

También ha subido, por primera vez en un mes, el número de pacientes con coronavirus hospitalizados. La presión en planta ha sufrido una ascenso del 9,6%, mientras la presión de ocupación de camas UCI por pacientes con coronavirus se sitúa en el 21,68%.

La cifra de muertos a causa del COVID-19 desde el inicio de la pandemia en España asciende a 48.013 con estos últimos datos registrados, y la de personas que se han contagiado de la enfermedad, confirmadas por un test PCR, se eleva a 1.751.884.

Con esta situación Sanidad ha adelantado que no descarta tomar medidas más restrictivas para Navidad. "Tenemos que tener cuidado al valorar estos datos, hay que ver qué pasa con efecto real del Puente de la Constitución", ha mantenido el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. Ello depende de cómo evolucione la curva de incidencia de COVID-19 en los próximos días.

En este sentido, Simón ha explicado que "cuanta más alta sea la incidencia, más probabilidad de que una persona pueda contagiarse incluso con la vacuna puesta". Por ello, pide mantenerse firmes con las medidas de protección individual: "El que se relajen alguna medidas muy drásticas no implica que tengamos que relajar la que nos atañen a cada uno. No es cuestión de prohibiciones, es de razonamiento. Si hay virus, hay que protegernos", ha subrayado el también portavoz de Sanidad.

Un enero con vacunas

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, confía en que las vacunas contra el COVID lleguen el 4 de enero a España para poder empezar a vacunar a mediados de mes.

Con un mensaje tranquilizador, Illa ha querido recordar que ninguna comunidad autónoma se quedará sin sus dosis. "Sobrarán vacunas. Pero no todas llegarán el 4 o 5 de enero, llegarán de forma progresiva y conforme se vayan fabricando", ha añadido Illa, que insiste en que "todas las CCAA recibirán de forma progresiva las vacunas".