La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha anunciado la creación de un nuevo estatuto de los trabajadores "en el marco del diálogo social y de los nuevos pactos de reconstrucción": "La derogación de la Reforma Laboral se llama Estatuto de los Trabajadores".

El Gobierno zanja así la polémica generada por el pacto con EH Bildu para derogar la Reforma Laboral de 2012 impulsada por el Gobierno de Mariano Rajoy. Según la propia ministra, se hubiera esperado que todas las fuerzas políticas pusieran de su parte para prorrogar el estado de alarma, pero "algunas fuerzas políticas han votado que no porque sabían que iba a salir que sí".

"Si este Gobierno ha pecado de algo ha sido de exceso de responsabilidad. Ha llevado al límite de su capacidad de negociación todas las cuestiones porque lo que más le interesaba es que al final tuviéramos protegida a nuestra población. Esto es lo que ha ido definiendo toda la conducta que hemos tenido en relación con esta situación y el acuerdo con determinadas fuerzas políticas en este ruido interesado que están haciendo otras fuerzas", ha explicado.

Montero: "Se elaborará un nuevo Estatuto de los Trabajadores en el marco del diálogo social"

"Rajoy la aprobó sin ningún tipo de conversación ni diálogo con el resto de fuerzas políticas porque lo hizo con mayoría absoluta. El cambio de esa legislación se hace a través de la elaboración de un nuevo estatuto de los trabajadores que en el acuerdo programático ya quedó fijado cómo se iba a emprender: en el marco del diálogo social", ha aclarado la ministra.

Montero ha asegurado que el Gobierno "ha llevado al límite su capacidad de negociación para proteger la salud de los ciudadanos", y en este marco se ha definido la conducta del Ejecutivo con "el acuerdo con determinadas fuerzas". "Algunos han votado que no porque sabían que iba a salir que sí", ha espetado la ministra, que ha asegurado que estas formaciones intentaban así "desgastar al Gobierno". De este modo, ha jusitificado el acuerdo del Ejecutivo con otras fuerzas, como EH Bildu.

Polémica por el acuerdo con EH Bildu

El Gobierno había firmado un acuerdo para la abstención de EH Bildu en la votación de la prórroga del estado de alarma a cambio de la derogación "íntegra" de la Reforma Laboral, lo que había dado lugar a polémica. El PSOE se desmarcaba del adjetivo e insistía después es que se trataba de un acuerdo para derogar los aspectos más lesivos. El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, apuntaba a lo contrario.

Ante esta situación y con la salida de la CEOE del diálogo social a modo de protesta, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tuvo que implicarse personalmente y llamar a los agentes sociales, a quienes trasladó tranquilidad, según ha podido saber laSexta.

Además, les aclaró que la nota que publicó el PSOE sobre el acuerdo con Bildu era la que se llevará a cabo en las próximas fechas, un comunicado en el que se omitía la derogación "íntegra" de la reforma laboral y se ceñían al acuerdo de investidura entre PSOE y Unidas Podemos.

A este acuerdo es al que ha apelado Montero, que ha asegurado que el Ejecutivo continúa "comprometido con aquello que supuso el nombramiento de Pedro Sánchez".

Diálogo con Antonio Garamendi

Varias fuentes confirman a laSexta que Sánchez habló personalmente con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, a la hora de comer, y también con los líderes sindicales. Sin embargo, este viernes, Garamendi ha defendido en una entrevista en Cope que nadie se ha puesto en contacto con él desde el Gobierno.

Al respecto, Montero ha apuntado que el Gobierno mantiene una comunicación fluida con Garamendi: "Confiamos en su persona, en la CEOE y la CEPYME. Sin ellos es imposible construir un proyecto de Estado".

Montero: "Sin la CEOE y la CEPYME es imposible construir un proyecto de Estado"

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno ha insistido en que conoce "el sentido de Estado" del presidente de la CEOE y ha asegurado que "no es un patriota de boquilla": "Antepone siempre los intereses de España".

"Estoy convencida de que sabe que en el marco del diálogo social están las claves del entendimiento para proteger a sectores como el turismo, el comercio o la hostelería", ha recalcado la ministra.

Duras críticas a la oposición

La portavoz del Gobierno ha insistido en que el estado de alarma "es el único instrumento" que hace posible las restricciones a la movilidad. En este sentido, María Jesús Montero ha confirmado que "el Gobierno no va a renunciar, en ningún caso, a preservar la salud de los ciudadanos".

En este marco, la portavoz del Gobierno ha criticado con dureza el voto en contra del PP y de ERC a la prórroga del estado de alarma: "Algunos han votado que no porque sabían que iba a salir que sí", ha espetado la ministra, que ha asegurado que estas formaciones intentaban así "desgastar al Gobierno". "Han incorporado a sus pretensiones cuestiones que no tienen nada que ver con la salud", ha añadido.

"El acuerdo con determinadas fuerzas políticas en este ruido interesado que está haciendo la derecha hemos reafirmado nuestro compromiso con nuestro acuerdo programático", ha explicado la ministra, que ha asegurado que el Gobierno está "unido, pese a quien le pese".