Las contradicciones se han instalado en el seno del Gobierno después de que el PSOE matizara a última hora de la noche su acuerdo con EH Bildu para derogar la reforma laboral de manera íntegra a cambio de la abstención de la formación vasca a la quinta prórroga del estado de alarma.

Pablo Iglesias ha asegurado que la derogación de la reforma laboral se tiene que llevar a cabo de manera "íntegra". Así lo ha confirmado en una entrevista en 'Catalunya Ràdio', en la que ha destacado que "es el acuerdo y se ha de cumplir".

"Voy a ser cristalino. Se va a derogar íntegramente la reforma laboral. El pacto de ayer con Bildu lleva la firma de los tres portavoces de los grupos parlamentarios, luego cada partido puede decir lo que quiera", ha apuntado el vicepresidente segundo.

Ábalos asegura que la aclaración del PSOE responde a lo recogido en el acuerdo de investidura

No piensa lo mismo el ministro Ábalos. El titular de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha defendido en una entrevista en 'Onda Cero' que la aclaración del PSOE "coincide" con lo recogido en "el acuerdo de investidura", donde se apuntaba a la derogación de los puntos "más lesivos" de la reforma laboral del PP.

A juicio del ministro socialista, "lo que hay que reformar es en lo que uno no está de acuerdo, los aspectos que lesionan a los trabajadores". En este sentido, ha apuntado que unos hablan "de aspectos lesivos y otros, de derogación íntegra". "Es un tema conceptual que merecía la aclaración", ha destacado.

En cuanto a los tiempos que se manejan para llevar a cabo esta derogación, Ábalos ha afirmado que el compromiso consiste en poner en marcha una medida que ya se contemplaba, pero "antes" del tiempo que se había establecido. Y es que, el acuerdo recoge expresamente que "la derogación deberá ser efectiva antes de la finalización de las medidas extraordinarias adoptadas por el Gobierno en materia económica y laboral derivadas de la crisis orginada por el COVID-19".

Por su parte, Adriana Lastra, portavoz del PSOE ha reconocido que están sorprendidos "por las distintas interpretaciones del acuerdo firmado con EH Bildu". En una entrevista en Al Rojo Vivo ha insistido en que no se firmó algo que no recogiera en el acuerdo de investidura. Además, ha tendido la mano a los agentes sociales asegurando que "no se va a modificar nada sin el acuerdo con sindicatos y empresarios".

EH Bildu defiende que el acuerdo está sobre la mesa

Más contundente se ha mostrado Mertxe Aizpurua, portavoz de EH Bildu en el Congreso, que ha asegurado que el PSOE no ha hecho una rectificación, sino una "matización terminológica" que no le preocupa. "Nosotros tenemos un acuerdo sobre la mesa y me parece bien que se empiece a clarificar, eso indica que el acuerdo es serio", ha señalado en una entrevista en 'Las Mañanas de RNE'.

Ciudadanos se desmarca de este acuerdo, asegurando que ellos tienen sus propias negociaciones

Respecto a la firma del documento, la dirigente vasca ha dicho que se llevó a cabo a lo largo del día de ayer, durante la celebración del pleno en el Congreso, pero "se acordó que se haría público" al terminar la sesión porque les "parecía que era lo mejor", asegurando que "no hay nada oscuro detrás".

Y es que, Ciudadanos también apoyo la quinta prórroga del estado de alarma con los votos a favor de sus 10 diputados. Si bien, desde la formación naranja se han desvinculado del acuerdo que el Ejecutivo ha firmado con EH Bildu. Lo ha hecho el portavoz adjunto, Edmundo Bal, en una entrevista en 'Hoy por hoy', asegurando que ellos llevan a cabo su "propia negociación".

"El acuerdo del PSOE con Bildu lo enmarco dentro del acuerdo de legislatura del gobierno 'frankenstein'. Ayer votamos solo pensando en la necesidad de seguir con el confinamiento como solución a la pandemia. Y esperando a que el Gobierno nos presente un plan b al estado de alarma", ha destacado Bal.

Otegi asegura que "la palabra es un valor sagrado" y los acuerdos se cumplen "en literalidad"

Además, fuentes de EH Bildu indican que antes de que finalice la prórroga de los ERTEs, establecida hasta el 30 de junio, debe estar preparada la normativa laboral para ponerla en marcha una vez finalicen las medidas extraordinarias por la pandemia.

Por su parte, Arnaldo Otegi ha destacado que "la palabra es un valor sagrado" y cuando se firma "un acuerdo" hay que cumplirlo "en la literalidad" en la que se han puesto de acuerdo los firmantes. "Nadie tiene derecho a frustrar la ilusión que generó esta noticia", ha añadido.

Malestar en algunos barones del PSOE

El acuerdo con Bildu escuece a algunos barones del PSOE. En el entorno del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, dicen que el presidente está perplejo y dolido por este acuerdo, ya que cree que había alternativas.

Otros barones del partido explican a laSexta que el acuerdo supone un enorme desgaste para el PSOE y que se ha dado munición al PP. Además, creen que se va a pagar un precio muy alto.

La oposición y la patronal critican el acuerdo

El Partido Popular se ha mostrado muy crítico con el acuerdo al que ha llegado el Gobierno con el partido vasco. Los dirigentes 'populares' dicen que "Sánchez negocia el estado con los proetarras que atacaron la casa de su candidata en el País Vasco", haciendo referencia al ataque que sufrió Idoia Mendia con pintura roja y carteles a favor de los presos de ETA.

Precisamente, Idoia Mendia ha asegurado en 'Espejo Público' que su partido siempre ha "defendido la derogación de la reforma, entendida como detogación parcial porque no se puede quedar uno sin la legislación vigente". Si bien, ha señalado, estaban "trabajando con sindicatos y patronal para derogar las partes más lesivas".

"Sánchez negocia el estado de alarma con los proetarras que ayer atacaron la casa de su candidata en País Vasco. Y lo hace a cambio de derogar la reforma laboral que ha creado 3 millones de empleos y que ampara los ERTE para 4 millones de familias. España no merece este presidente", ha escrito Pablo Casado en sus redes sociales.

 

Vox también ha reaccionado ya al acuerdo, anunciando que se levanta de la mesa de trabajo de la Comisión de Reconstrucción. En la misma línea se ha pronunciado el secretario general del PP, Teodoro García Egea, que ha criticado que el Gobierno pacte con EH Bildu si "quiere pactos de Estado". En una publicación de Twitter, el 'popular' ha señalado que "Sánchez en campaña mintió a los españoles y ahora a sus socios".

Por su parte, la patronal ha tachado el pacto de una "irresponsabilidad mayúscula" y señalan que supone un "desprecio indignante al diálogo social", que dicen, dinamita cuando se hace más necesario por el delicado momento de la economía española.

"El pacto alcanzado es de una irresponsabilidad mayúscula" afirman al tiempo que han advierten de que tendrá "unas consecuencias negativas incalculables en la economía española y en la confianza empresarial tanto nacional como internacional" y que impactarán de forma profundamente negativa en el empleo.