El próximo domingo, 9 de mayo, el estado de alarma llegará a su fin en toda España. Ante la negativa del Gobierno de solicitar una nueva prórroga, las comunidades autónomas serán las encargadas de aplicar las medidas que consideren necesarias para frenar la expansión del COVID-19.

Por el momento, la Junta de Extremadura ha determinado que el cierre perimetral finalizará este viernes y el toque de queda, con el fin del estado de alarma. Cualquier ciudadano podrá entrar y salir de esta región sin necesidad de presentar justificación alguna al respecto desde hoy. Además, la movilidad estará permitida a cualquier hora del día y de la noche a partir del domingo.

Respecto a otras restricciones y medidas, los locales de restauración y hostelería podrán abrir hasta las 00:00 horas. Por el momento, en los bares y restaurantes las mesas tendrán que tener como máximo cuatro clientes en espacios interiores y seis, en terrazas.

En cuanto a los aforos, todos los locales que no desarrollen una actividad no esencial, tendrán que estar al 75% de ocupación. Asimismo, en espacios de culto cerrados, en ceremonias fúnebres, en bodas, comuniones y bautizos, el aforo tendrá que ser del 50%.

Para las actividades consideradas de riesgo bajo, como son los parques y zonas de esparcimientos, con la comunidad en riesgo 1 podrán estar el 100%, y no habrá restricción en la actividad física individual al aire libre, mientras que en el caso de las fiestas y verbenas al aire libre se establece un 75%, aunque se valorará con el sector.