La secretaria general del nuevo Partido Nacionalista de Cataluña ha respondido a las críticas del presidente de la Generalitat, Quim Torra, al nacimiento de la formación.

"Las declaraciones de Quim Torra son decepcionantes. Me llama la atención que en medio del proceso fundacional nos hiciera este saludo. Me sorprende que un presidente de la Generalitat se disguste por el nacimiento de un partido que quiere fortalecer las instituciones", ha espetado la líder de la nueva formación en una entrevista en la SER con Josep Cuní.

El presidente de la Generalitat aquejó el pasado sábado, cuando se constituyó el congreso fundacional del partido, la ponencia marco del nuevo Partit Nacionalista de Catalunya, en la que se declara la voluntad de la formación de recuperar "la confianza" y "la lealtad en España".

"Con los presos políticos y exiliados, con el derecho a la autodeterminación negado, con la Generalitat vejada por el estado de alarma, proclamar la 'lealtad en España' es toda una declaración de principios", criticaba el president a través de Twitter.

 

Nace al frente de Marta Pascal, excoordinadora del PDeCAT

El Partit Nacionalista de Catalunya (PNC) celebró el sábado su congreso fundacional, en el que se eligió a la excoordinadora del PDeCat Marta Pascal como secretaria general del partido y en el que se aprobó el manifiesto político, en el que apuestan por un referéndum pactado como solución para Cataluña.

En el congreso también se eligieron al resto de miembros de la ejecutiva, un total de 16 contando a Pascal, y entre los que destacan el exdiputado de CiU en el Parlament Àlex Moga como secretario de organización, Oriol Puig como portavoz del partido y Pep García como tesorero.

La exalcaldesa de Cambrils por CiU Mercè Dalmau también forma parte del núcleo decisor del partido, mientras que en el congreso también se ha ratificado a Olga Tortosa como presidenta y a Dolça González como defensora del militante.

Pascal participó en los debates del conocido como grupo de Poblet, impulsor del PNC, y hace unas semanas se dio de baja del PDeCAT, la formación heredera de CDC, de la que fue su primera coordinadora.

"El PCN no llega para ser la muleta de nadie"

En su discurso de clausura, Pascal ha afirmado que el PNC no ha llegado para ser "la muleta de nadie ni la cuota de nada", ni tampoco "ni una rama ni ninguna hoja de ningún proyecto del pasado".

"Este momento no pide ni frentismo, ni bloques, ni trincheras", ha afirmado la dirigente nacionalista, que también ha reclamado "un Govern que gobierne y que no busque excusas en terceros".

El partido nace, según ha dicho Pascal en su discurso, "con vocación de centralidad", voluntad de "suma e inclusión" y con la ambición de ser "un proyecto grande" que apueste por negociar y conseguir "una gran mayoría" para volver a prestigiar las instituciones catalanas. Del manifiesto ideológico del partido se desprende una apuesta clara por un referéndum pactado para Cataluña como vía para solucionar la crisis política, un "acuerdo a la escocesa".

"Nosotros huimos del planteamiento de un referéndum unilateral, consideramos que aquí hay un marco legal que se tiene que respetar y si las leyes no gustan las tenemos que poder cambiar, pero nuestro planteamiento de solución política pasa por un acuerdo a la escocesa, un referéndum pactado", ha resumido Pascal en la rueda de prensa posterior al congreso.

El PNC ha nacido, según las palabras de Pascal, con una clara vocación de presentarse a las próximas elecciones catalanas, ya que el PNC no ha llegado para "esconderse" ni ser "cuota de nadie". Y ha reiterado que el partido nace "con vocación de suma" y que, por tanto, no pueden compartir que haya "comportamientos de frentismo".

Nosotros huimos del planteamiento de un referéndum unilateral

Marta Pascal

"A nosotros nos encontrarán allí donde se hagan planteamientos de suma, no se hagan planteamientos excluyentes, que se hagan planteamientos para todo el país, para los 7,5 millones de catalanes y no sólo, por ejemplo, para los votantes del 1-O", ha remachado.

Por ello, pretenden abarcar un espectro que vaya desde el "catalanismo integrador", plasmado en aquellos catalanistas que quieren "fortalecer las instituciones", hasta los "soberanistas o independentistas que querrían un estado propio para Cataluña pero que lo quieren hacer en un planteamiento de referéndum acordado".

En el congreso han participado un total de 267 militantes, según han explicado desde el partido, y ha estado pilotado por Antoni Garrell, otro de los impulsores de la plataforma "El País de Demà", una plataforma de reflexión que agrupa a voces del catalanismo moderado y del soberanismo contrario a la unilateralidad y que ha actuado como catalizador del Partit Nacionalista de Catalunya.