Diez municipios de la Comunidad de Madrid, incluida la capital, tendrán que adoptar las nuevas restricciones de Sanidad para frenar el coronavirus, que en la práctica suponen un confinamiento perimetral. Una "decisión colegiada" este miércoles entre el Gobierno y las autonomías que, según ha explicado Salvador Illa, es vinculante y "tiene que hacerse efectiva".

Illa ha anunciado la aprobación -con 13 votos a favor, cinco en contra y una abstención- de las medidas que el Gobierno presentó a las autonomías para atajar los contagios en las ciudades de más de 100.000 habitantes con alta incidencia del COVID-19, que incluyen limitaciones a la movilidad y las reuniones, así como de los aforos en comercio y hostelería.

En virtud de este acuerdo -aprobado con el voto en contra, precisamente, de la Comunidad de Madrid-, las restricciones afectarán de momento a 10 ciudades, todos ellas en la región que preside Isabel Díaz Ayuso. En concreto, ha detallado, estas son Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Madrid capital, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz.

Una orden en los próximos días

"En los próximos días", ha agregado el titular de Sanidad, su departamento publicará una orden ministerial en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en la que se plasmarán las nuevas restricciones. No obstante, no ha concretado cuándo entrarían en vigor.

El objetivo de las medidas, ha recalcado Illa, es "tomar el control de la pandemia". El ministro, que ha reconocido la situación de la Comunidad de Madrid es "compleja y preocupante", ya que aglutina el 43,7% del total de nuevos diagnósticos, no obstante ha defendido que "se puede doblegar". "Se va a doblegar, pero hemos de ser conscientes de que vienen semanas muy duras", ha advertido.

Por otra parte, Salvador Illa ha reprochado que el Gobierno madrileño finalmente haya votado en contra de la acción coordinada que se ha discutido este miércoles en el Consejo Interterritorial de Salud, a pesar de que ayer, martes, ambos Ejecutivos habían logrado un principio de acuerdo.

Illa critica el voto en contra de Madrid: "Nadie entiende su marcha atrás ahora"

"Ayer se acordó en el grupo COVID-19 un acuerdo imprescindible que fue afectado por la Comunidad de Madrid", ha señalado el ministro socialista, que ha añadido que el propio Gobierno madrileño "emitió un comunicado en el que el se encontraba satisfecho", algo que Madrid niega. "Nadie entiende su marcha atrás ahora", ha lamentado.

"La salud de Madrid es la salud de España", ha sentenciado Illa. "Ahora ya tenemos una orden que se va a publicar en el BOE en los próximos días, que es fruto de una decisión colegiada y que se tiene que hacer efectiva por parte de las comunidades autónomas", ha añadido.

Pese a que el ministro ha asegurado que no contempla un escenario en que las comunidades no apliquen las restricciones, Madrid ya ha dejado claro que no da validez jurídica a las medidas, argumentando que no se han adoptado por consenso. Así lo ha indicado en rueda de prensa el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.