No hay acuerdo sobre la propuesta del Ejecutivo central por la que los gobiernos regionales deberán aplicar medidas más restrictivas de las que rigen en la actualidad en aquellos municipios de más de 100.000 habitantes que presenten una incidencia de coronavirus de 500 casos o más por cada 100.000 habitantes en 14 días. La propuesta, eso sí, sale adelante con una mayoría de votos favorables (13, frente a una abstención y cinco votos negativos) y en los próximos días se publicará en el BOE con los detalles que se aportan a continuación.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, se ha reunido con todas las comunidades autónomas para aprobar las nuevas medidas que han sido acogidas con un 'sí' por parte de la mayoría, según ha confirmado el Gobierno. Pero el documento ha sido rechazado por Madrid, Galicia, Andalucía, Cataluña y Ceuta. A pesar de que el PP quería hacer un frente común en sus gobiernos autonómicos, finalmente Murcia se ha abstenido y Castilla y León ha votado a favor del texto de Sanidad.

Este documento se basa en un principio de preacuerdo que Sanidad obtuvo ayer con la Comunidad de Madrid. El requisito para que las zonas más afectadas por la pandemia de Madrid aplicasen restricciones pasaba por que el resto de comunidades autónomas hiciesen lo mismo.

Además, tal y como acordó previamente Sanidad en sus negociaciones con la Comunidad de Madrid, al criterio de restringir los municipios de más de 100.000 habitantes que presentasen una incidencia mayor a 500 casos por cada 100.000 habitantes se sumaría el de presentar más de un 10% de positividad en las PCR que se realizan y tener una ocupación de camas UCI para pacientes COVID-19 superior al 35% en la comunidad autónoma. Según los informes epidemiológicos de Sanidad, la Comunidad de Madrid es la única región que rebasa al mismo tiempo esos umbrales de positividad y ocupación de UCI.

La Comunidad de Madrid da marcha atrás

Pero hoy el gobierno madrileño vuelve a marcar nuevos límites, vota no a la propuesta y asegura que las medidas que plantea Sanidad "afectan a derechos fundamentales", como sería la limitación de la movilidad.

Illa ha lamentado en rueda de prensa tras el Consejo esta "marcha atrás" del gobierno regional y muestra su confusión. "Ayer se mostraron satisfechos por el acuerdo, nadie entiende su marcha atrás ahora. La salud de Madrid es la de España, Madrid es especial". Así ha recordado que ahora hay una orden, "fruto de una decisión colegiada, y que se tiene que hacer efectiva por parte de las comunidades autónomas".

"Tenemos una responsabilidad como Gobierno de España y la situación de Madrid es preocupante con 248 muertos en los últimos días. Los casos son un 43,7% de todos los nuevos casos del país", ha añadido el ministro, explicando los últimos datos de la pandemia en la Comunidad. "Todos debemos estar a la altura con un objetivo que es el de doblegar la curva para derrotar al virus", ha .

Pero Madrid no solo se opone al texto sino que también pide que las restricciones se apliquen por distritos y no por municipios ya que en la ciudad de Madrid de los 21 distritos, 18 son de más de 100.000 habitantes. No obstante, los datos reflejan que todos los distritos de Madrid capital, excepto Hortaleza, tienen una incidencia acumulada superior a 500.

Las nuevas restricciones

Lo planteado por Sanidad son 11 medidas de cumplimiento obligatorio para los municipios afectados, entre ellos Madrid, en las próximas 48 horas y dos recomendaciones que hace el ministerio, principalmente la de limitar los movimientos innecesarios.

La primera medida es la que restringe la movilidad fuera de los municipios afectados, aunque los vecinos sí podrán circular dentro de propio municipio. Esta norma cuenta con excepciones como son la de ir a trabajar, cuidar a personas dependientes en otro municipio, acudir a un centro sanitario o centro educativo...

Las reuniones de amigos y familiares serán en esas zonas de un máximo de seis personas, tanto en interiores como exteriores, salvo que se trate de personas convivientes.

Los parques infantiles cierran, mientras que los bares, restaurantes y casas de apuestas podrán abrir hasta las 23:00 horas, no admitiendo a nuevos clientes a partir de las 22:00 horas. Su aforo se verá reducido al 50%.

También se reduce al 50% el aforo de locales comerciales, servicios abiertos al público, academias y autoescuelas que deberán cerrar antes de las 22:00 horas.

Aforo limitado del mismo modo en los lugares de culto que solo podrán acoger a un tercio de su capacidad. En los velatorios solo podrá haber 15 asistentes al aire libre y 10 en espacios cerrados. Solo 15 personas podrán acudir a las comitivas para enterramientos o despedidas para la cremación de fallecidos.

Y en las instalaciones deportivas se plantea un 50% de aforo en interiores y un 60% en exteriores. Además, los grupos que practiquen deporte solo podrán ser de seis. personas.

Además, el documento recoge que las comunidades con municipios afectados por estas restricciones reforzarán sus capacidades para la detección precoz y el control del COVID-19, así como en el ámbito de la atención sanitaria.