La magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Majadahonda (Madrid), especializado en Violencia Sobre la Mujer, acordó elevar a la Sala Segunda del Tribunal Supremo el expediente sobre la detención del magistrado del Tribunal Constitucional Fernando Valdés.

La exposición razonada se eleva a los efectos de la supuesta e indiciaria comisión de un delito de malos tratos en el ámbito familiar, recogido en artículo 153 del Código Penal.

La magistrada acordó la libertad de Valdés tras ser detenido por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por la supuesta comisión de un delito de violencia de género sobre su mujer.

La autoridad judicial adoptó esta decisión tras valorar el estado de salud y la edad del detenido (75 años), teniendo en cuenta la epidemia sanitaria y que, por su condición de magistrado del TC, está aforado ante el Tribunal Supremo.

Detenido y puesto en libertad

Precisamente, el paso que da ahora es el preceptivo para traspasar las diligencias al TS. El magistrado del Constitucional fue detenido la madrugada del martes en su domicilio de Majadahonda tras haber recibido la Guardia Civil un aviso por la presunta comisión de un delito de violencia de género sobre su esposa.

El juez fue puesto a disposición judicial en su municipio, pero su causa deberá pasar al Tribunal Supremo por la condición de aforado de este vocal del TC.

Según la normativa vigente para los aforados, su detención sólo se pudo producir al haber sido sorprendido en delito flagrante, es decir, en el momento de cometerlo. En sus primeras declaraciones, su pareja negó que se hubiera producido un delito de violencia de género, aunque admitió que discutieron y ambos se gritaron.

El Tribunal Constitucional emitió un comunicado en el que pedía respeto a la presunción de inocencia.